Tercer boicot diplomático en la ONU al canciller venezolano

Entre 30 y 40 diplomáticos de Estados Unidos y los países que integran el Grupo de Lima abandonaron este miércoles la Asamblea General de la ONU cuando el canciller oficialista venezolano, Jorge Arreaza, tomó la palabra. 

Arreaza hablaba en nombre del Movimiento de Países No Alineados durante el primer día mundial del multilateralismo, pero pocos diplomáticos se quedaron en la enorme sala para escucharlo, un acto que ya han realizado contra el canciller en el pasado. 

En el discurso acusó a Estados Unidos de querer «imponer la dictadura» en la ONU y «de manera descarada pretender expulsar o desconocer las credenciales de Estados miembros con pleno derecho como Venezuela». 

Luego del discurso, Arreaza se reunió con el Secretario General de la ONU Antonio Guterres, y el canciller dijo a través de su cuenta de Twitter que en el encuentro «hubo un gran entendimiento en temas esenciales sobre Venezuela, nuestra región y en la defensa del Multilateralismo y la Diplomacia de Paz.

El embajador peruano ante la ONU, Gustavo Meza Cuadra, afirmó luego que el objetivo del boicot fue demostrar el rechazo «al representante del régimen ilegítimo de Venezuela», que «no representa al pueblo».

De hecho, dos semanas antes el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, ya había solicitado a la ONU que reconozca al líder opositor Juan Guaidó como presidente de Venezuela, y exigió la partida del «dictador» Nicolás Maduro, que se aferra al poder con el apoyo de Rusia y China.

AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.