Excoordinador de Plan Colombia sería nuevo embajador de EE. UU.

El presidente de EE. UU., Donald Trump, nominó este miércoles como embajador en Colombia a Philip Goldberg, un diplomático que cuando tuvo ese rol en Bolivia en 2008 fue expulsado por el presidente Evo Morales con acusaciones de conspirar en contra del Gobierno.

Estados Unidos ha negado siempre las denuncias de Morales a Goldberg, pero respondió a su salida y declaración de «persona non grata» con la expulsión del entonces embajador boliviano, Gustavo Guzmán.

Esta es la segunda ocasión en la que Trump tratará de sustituir al actual embajador en Colombia, Kevin Whitaker, que fue designado por el expresidente Barack Obama (2009-2017).

Goldberg es un diplomático de carrera con amplio conocimiento sobre el país, como nuevo embajador de Estados Unidos en Colombia. Su más reciente trabajo fue como Encargado de Negocios de EE. UU. en La Habana, Cuba, el cargo de más alto rango que existe en las relaciones diplomáticas de estos dos países.

Para ese rol también fue nombrado por el presidente Donald Trump. Durante su administración tuvo que articular el endurecimiento de las relaciones con Cuba que ha impuesto el mandatario republicano desde que llegó a la Casa Blanca.

Goldberg es un viejo conocedor de Colombia. Ya estuvo en el país como asistente para asuntos legislativos en la embajada en Bogotá y también fue coordinador del Plan Colombia, la estrategia antinarcóticos que EE. UU. financió desde el año 2001 hasta el 2015.

El diplomático ha sido embajador en Filipinas, Bolivia y Kosovo. Así mismo, ha sido jefe de misión en Chile y venía trabajando en el Instituto para el Estudio de la Diplomacia en la Universidad de Georgetown.

Goldberg tendrá que ser confirmado tanto por el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta y luego por la plenaria. Un proceso, que como descubrió Joseph McManus, el primer nominado por Trump para la embajada en Colombia, puede ser tortuoso.

McManus fue nominado por Trump en el 2018 como embajador de Colombia, pero el nombramiento fue torpedeado por un grupo de republicanos que no le perdonaron su trabajo para Hilary Clinton cuando ella fue Secretaria de Estado de Barack Obama.

Trump terminó retirando la nominación en febrero de este año dado el persistente bloqueo de miembros de su propio partido.

Goldberg llega en un momento crítico de las relaciones entre ambos países. El incremento de los cultivos ilícitos en el país tiene inconforme a una administración Trump, que está amenazando incluso con descertificar al país si no mejorar pronto los resultados. Una situación que el país solo ha vivido en una ocasión cuando era presidente Ernesto Samper.

Así mismo, Washington ha expresado en público y en privado su creciente preocupación por la posibilidad de que por cuenta del acuerdo de paz con las Farc, se limite la extradición de narcotraficantes a EE. UU.

Según un grupo de representantes a la Cámara que asistieron a un desayuno privado con Whitaker, este los amenazó con la descertificación del país y otras sanciones si no aprobaban de manera favorable las objeciones que hizo el presidente Iván Duque a la JEP. Especialmente la que tiene que ver con extradición de colombianos que se sometan a la jurisdicción de esta corte.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington
En Twitter: @sergom68

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.