De ser condenado en Colombia, Mattos podría cumplir pena en España

Amparado en su nacionalidad española, Carlos Mattos podría solicitar cumplir en España la pena que le impusieran en Colombia, si eso llegara a ocurrir.

Así lo aclara el auto de la Audiencia Nacional española que admite su extradición a Colombia. También señala que es aconsejable el enjuiciamiento en “el lugar donde se realizaron los posibles actos delictivos”, puesto que allí se encuentran las pruebas materiales y pueden comparecer las personas que residen en Colombia y que están relacionadas con la supuesta manipulación informática que habría conducido a que un juez previamente sobornado por Mattos terminara fallando a su favor en una demanda contra la empresa Hyundai Motor.

En este presunto delito de cohecho habrían participado varias personas. Indica el documento que la celebración de todas estas pruebas sería muy difícil por videoconferencia.

El auto aclara, además, que algunas de las personas involucradas ya han sido juzgadas y que “por la documentación remitida, parece que pende el enjuiciamiento de alguno más”.

Respecto a las posibles intenciones políticas detrás del caso de Mattos, que han atribuido al hecho de que el Fiscal General de Colombia, Néstor Humberto Martínez Neira, haya sido antes su abogado, el auto dice que esa relación “no permite atribuir carácter político a la persecución penal emprendida”.

Agrega que eso se debe resolver por los mecanismos procesales establecidos y que no debe impedir el juicio de unos posibles delitos.

Bajo estos argumentos, la justicia de España decidió aceptar la extradición de Mattos a Colombia. Sin embargo, sus abogados, del despacho español Gómez de Liaño & Márquez de Prado, aseguraron a EL TIEMPO en Madrid que van a “interponer recursos ante la sala de la Audiencia Nacional”.

Es aconsejable el enjuiciamiento en el lugar donde
se realizaron los posibles actos delictivos

Debe hacerlo dentro de los tres días próximos y, en tal caso, la sala plena de lo penal de la Audiencia Nacional se reunirá (todos los magistrados, menos los tres que participaron en el auto) para valorar el recurso de súplica y tomar una decisión. Si autorizan la extradición, el caso se estudia en el Consejo de Ministros, que casi nunca contradice a los tribunales.

La Fiscalía colombiana le acusa de sobornar a funcionarios judiciales e ingenieros, que, supuestamente, ayudaron a acelerar el curso de una demanda en la que estaba implicado y lograr así que esta llegara al despacho de un juez que fallaría a su favor. Los hechos se remontan a 2015, cuando la surcoreana Hyundai Motor decidió quitar a la empresa de Mattos, Hyundai Colombia, la representación de la marca en el país.

JUANITA SAMPER OSPINA
​Corresponsal de EL TIEMPO
Madrid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.