Órdenes de efectividad al Ejército pondrían en riesgo a civiles: NYT

Un artículo publicado este sábado por el diario estadounidense New York Times denuncia que el jefe del Ejército colombiano habría dado la orden a sus tropas de duplicar el número de criminales y guerrilleros dados de baja o capturados e incluso hasta aceptar un incremento en la muerte de civiles si eso ayudaba a conseguir los objetivos en el campo de batalla.

De acuerdo con el artículo del prestigioso medio, titulado Las órdenes de matar del ejército pone en riesgo a civilesla decisión emanó del general Nicacio Martínez, actual comandante del Ejército Nacional.

Este, según el diario, estaría frustrado por la incapacidad de su cuerpo armado de «asegurar la paz» y habría dado la orden a comienzos de este año.

«Al comienzo del año, los generales y coroneles fueron reunidos y se les hizo firmar un documento en el que se comprometían a elevar los ataques», dice el artículo que fue escrito por el jefe del buró del Times en la región Andina Nicholas Casey y que apareció en la primera plana del  impreso.

En la reunión habrían participado 50 de los más altos oficiales y se realizó a las afueras de Bogotá. El Times cita el documento que se les exigió firmar a los oficiales y que está firmado por Martínez. En él se sostiene que la meta es «duplicar los resultados operacionales a todos los niveles de comando» y se incluye una serie de columnas en donde los oficiales debían escribir sus compromisos en materia de «rendiciones, capturas y muertes». 

Los resultados a duplicar incluyen golpes a grupos armados ilegales, golpes a cultivos de coca, mayor control a los insumos químicos y la minería ilegal, entre otros.

Orden existe, pero está citada fuera de contexto: Ejército

Altas fuentes del Ministerio de Defensa, al ser consultadas por EL TIEMPO, aseguraron que esa directriz existe pero que está citada fuera de contexto porque, en el mismo encuentro en que se presentó, la línea central fue el pleno respeto por las normas del derecho internacional humanitario (DIH).

Si bien el diario estadounidense no muestra copias de los documentos, sí los cita textualmente y sostiene que la información fue confirmada por al menos tres oficiales colombianos y otras fuentes del gobierno del presidente Iván Duque.

En esas entrevistas, los oficiales se declaran preocupados por la presión que se está ejerciendo sobre ellos para producir bajas y sostienen que esto podría provocar un regreso a la época de los falsos positivos cuando miembros del Ejército terminaron asesinando civiles, y luego haciéndolos pasar guerrilleros, como consecuencia de una directiva que los premiaba por el número de bajas alcanzadas.

Los oficiales le dijeron a el medio neoyorquino que ahora se incluyen en las presentaciones diarias los días que lleva una brigada sin producir resultados o ha estado fuera de combate.

Estándares de protección a civiles

El New York Times menciona otra orden dada por la cúpula del ejército en la que se les dice a los soldados que no se «exijan perfección» cuando están en vísperas de lanzar un asalto así existieran civiles de por medio.

«Algunos oficiales han dicho que se les instruyó a que bajaran sus estándares en cuanto a la protección de civiles y que eso ya se ha prestado por muertes sospechosas e innecesarias», dice el diario. Y cita el caso de Dimar Torres, un ex militante de las Farc que fue asesinado por miembros del Ejército e inicialmente se trató de presentar como una baja asociada al conflicto.

El Times dice que las nuevas ordenes están generado «escozor» entre los militares. Fuentes que cita el diario también revelaron una reunión en la que un general les ordenó «hacer lo que sea» para elevar los resultados, así eso implicara la alianza con otros grupos criminales.

«A su vez, dicen oficiales, se les está ofreciendo incentivos como vacaciones extras a los soldados que incrementen las bajas», se afirma en otro aparte del reportaje.

Las explicaciones del general Martínez

El Times dice que entrevistó al general Martínez y que «este reconoció haber dado las órdenes y pedir que los comandantes metas concretas en cuanto a bajas capturas o rendiciones» y que lo había hecho por que Colombia aún está amenazada por grupos guerrilleros, paramilitares y organizaciones criminales.

Sin embargo, Martínez le aclaró al Times que la interpretación que se ha hecho de ellas es equivocada pues se trata de objetivos operacionales que no necesariamente tienen que incluir un alto número de bajas para ser exitosos.

Sergio Gomez Maseri
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington
Twitter: @sergom68

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.