México ordena primeras detenciones por corrupción en caso Odebrecht

Un empresario mexicano acusado por la millonaria venta de una planta en desuso de la empresa estatal de Petróleos Mexicanos (Pemex), fue detenido en España este miércoles dentro de una investigación de la Fiscalía por corrupción en la petrolera.

Horas antes, la prensa mexicana informó de una orden de captura contra Emilio
Lozoya, cercano colaborador del expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) y exdirector de Pemex, a quien señalan de autorizar la compra de dicha planta.

El empresario Alonso Ancira Elizondo fue detenido en el aeropuerto de Palma de Mallorca «cuando iba a abandonar el país», aseguró un portavoz de la policía española. La detención se realizó por «orden de la Interpol emitida por autoridades mexicanas», añadió el portavoz, y fue confirmada en la cuenta de Twitter de la Fiscalía. 

Según la prensa mexicana, apenas horas antes, un juez ordenó la captura de
Emilio Lozoya, director de Pemex durante el gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018), a quien señalaron de autorizar la compra de una planta en desuso de la petrolera estatal por casi 500 millones de dólares.

Los medios denuncian que el precio era excesivamente superior al real y que los activos del inmueble de fertilizantes, que tenía años sin operar, pertenecía a la firma de Ancira, una de las mayores procesadoras de hierro en México.

Antes de la captura, la secretaría de Hacienda informó que congeló las cuentas bancarias de Altos Hornos y las de Lozoya, por detectar «múltiples operaciones con recursos que presuntamente no proceden de actividades lícitas, mismos que se presumen ser derivados de actos de corrupción».

Javier Coello, abogado de Lozoya, explicó en una entrevista radial que, hasta la tarde de este martes, no tenía conocimiento de una orden de captura contra su cliente, por lo que promovió un recurso ante la justicia. «Tuve que presentar un amparo para que un juez federal me diga si la hay y hacer los planteamientos de defensa», dijo al asegurar que su cliente seguía en México.

En la noche, el abogado informó que la casa del padre de Lozoya fue examinada por miembros de la fiscalía general. «No encontraron nada», dijo Coello a la televisora Milenio y sostuvo la inocencia de su cliente con el argumento de que ese tipo de transacciones recaen en el consejo de administración de Pemex y no pueden ser decididas solo por el director de la mayor empresa estatal mexicana.

Sin embargo, no es la primera vez que Lozoya recibe señalamientos por corrupción.
El mexicano renunció a la dirección de Pemex en medio de un escándalo por haber recibido presuntos sobornos millonarios de la firma brasileña Odebrecht, los cuales habrían sido destinados a la campaña que llevó a Peña Nieto a la presidencia.

Aunque el exdirector de la empresa negó estos señalamientos, se convirtió en el primer exfuncionario de alto nivel que es investigado por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien asumió la presidencia en diciembre con el compromiso
de erradicar la corrupción en México.

AFP y Efe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.