Mochilas antibalas: la nueva realidad del regreso a clases en EE. UU.

El pasado 3 de agosto, en plena temporada de regreso a clases en Estados Unidos, cientos de padres y sus hijos realizaban compras de útiles escolares en una tienda de Walmart en El Paso (Texas) cuando un tirador de 21 años ingresó al local y abrió fuego con un rifle, asesinando a 22 personas e hiriendo a otras 24.  Fue el tiroteo masivo número 250 registrado en el país. 

Menos de una semana después, en los estantes de algunos supermercados -donde también es común encontrar armas de fuego-  se promocionaban mochilas antibalas y otros útiles escolares de función militar, cuya demanda ha aumentado por parte de padres desesperados por proteger a sus hijos de un ataque armado.

«Puede detener balas de hasta .44 de calibre» dice la etiqueta en una mochila, que cuesta 150 dólares en promedio.

Autoridades locales coinciden en que la venta de este tipo de artículos dice mucho del tipo de sociedad en la que viven. 

«Creo que es una declaración triste para la sociedad actual que tengamos que tener discusiones como esta o incluso tener un producto como este para niños. (…) En general, creo que es una buena idea si quieres proteger a tu hijo. Creo que es bueno educarlos y enseñarles qué hacer si ocurriera una situación como esta”, declaró a un medio local el teniente Anthony Mayfield del condado de Sangamon en Texas. 

Creo que es una declaración triste para la sociedad actual que tengamos que tener discusiones como esta o incluso tener un producto como este para niños

El riesgo de morir en un tiroteo es cada vez más alto en Estados Unidos. Según un estudio publicado en la revista Health Affairs en enero, los jóvenes estadounidenses con edades entre 15 y 19 años tienen 82 veces más posibilidades de morir por arma de fuego en comparación a otros países desarrollados

Como se ha visto, los autores de ataques armados, en su mayoría jóvenes blancos, pueden abrir fuego en cualquier lugar: tiendas, bares, festivales de música, iglesias y escuelas.

En febrero de 2018, 17 estudiantes fueron masacrados en un tiroteo en la escuela primaria de Parkland en Florida. Los sobrevivientes iniciaron un movimiento nacional para aumentar el control de armas en el país, algo que no ha podido lograrse por los bloqueos legislativos del partido republicano en el Congreso. 

Tres meses después, en mayo, ocho estudiantes y un profesor fueron asesinados en la secundaria de Santa Fe (Texas). 

INTERNACIONAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.