Las estafas con las cuales engañaron a adultos mayores en EE. UU.

Cuatro ciudadanos peruanos fueron condenados a prisión luego de hacerse pasar por abogados y representantes del gobierno de Estados Unidos para estafar durante 4 años a ciudadanos latinos residentes en ese país. Los afectados, en su mayoría, eran mujeres latinas de edades avanzadas, dijo el Departamento de Justicia de EE. UU.

Según la justicia de ese país, Jesús Gutiérrez, de 37 años, Alexandra Podesta, de 38, Virgilio Polo, de 43 y Omar Portocarreño, de 39, operaron una red criminal desde Perú que ganaba dinero mediante engaños y extorsiones que hacían a través de llamadas telefónicas por internet.

Estas cuatro personas llamaban a sus víctimas y les decían que tenían deudas (que en realidad no existían) y que sufrirían consecuencias legales si no pagaban inmediatamente lo que debían.

(Lea también: El caso del cuerpo que fue encontrado en congeladores de supermercado)

Las amenazas consistían en demandas, reportes negativos en centrales de riesgo y hasta denuncias ante las autoridades migratorias de EE. UU. Muchas de estas personas pagaron lo que les estaban exigiendo. Los hechos por los que fueron condenados ocurrieron entre 2012 y 2015.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos detalló a través de un comunicado que los cuatro implicados confesaron haber participado de esta estructura.

“Gutiérrez era el gerente general de una compañía más grande (‘call-center’) donde trabajó en asociación con Podesta, Polo, Portocarreño y otros para facilitar su esquema de extorsión. Los asociados de los acusados en Miami recaudaron los pagos de miles de víctimas en todo Estados Unidos”, dijo el Departamento de Justicia.

(Le puede interesar: Qué tanto influirían los jóvenes latinos en una no reelección de Trump)

Por este entramado, un juez sentenció a Gutiérrez a 51 meses de prisión y a Podesta, Polo y Porto Carreño a 46 meses. Además, a cada acusado se le ordenó cumplir tres años de libertad supervisada después de terminar su condenado en la cárcel, además de tener que pagar y restituir económicamente a sus víctimas de extorsión.

Estos cuatro ciudadanos peruanos fueron arrestados a finales de 2017 en su país natal y su extradición se hizo efectiva en enero de 2018. Sus condenas se conocieron el pasado 30 de agosto.

REDACCIÓN APP
*Con información de EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.