Siguen los intentos para investir presidente en España

Comienzan en España los movimientos políticos para el último intento de formar gobierno estable antes de convocar nuevas elecciones.

Tras la ronda de visitas a Felipe VI de los representantes de los partidos presentes en el parlamento, que tienen lugar este lunes y martes, el Rey decidirá si le pide a un candidato que se someta a una nueva sesión de investidura.

De esta manera, Felipe VI sondeará los posibles apoyos con los que cuentaPedro Sánchez, actual presidente en funciones y líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). 

Aunque obtuvo más votos en las elecciones del pasado 28 de abril, no contó con la mayoría de los apoyos que necesitaba en el Congreso de los Diputados, según dicta el sistema parlamentario español.

Por ello no se pudo investir y se debe repetir ahora una parte del procedimiento.

Negociaciones

Desde entonces, Sánchez negoció con las demás agrupaciones políticas para sumar votos o lograr la abstención de algunas en un posible nuevo intento de investidura.

Sin embargo las charlas estuvieron tensas. El partido con que más opciones cuenta para llegar a un acuerdo es Unidas Podemos, de extrema izquierda.

Se barajaron posibles ministerios y otros cargos, pero ninguno de los dos creció lo suficiente como para garantizar la elección de Sánchez. A ellos se les sumarían algunos votos de grupos nacionalistas para alcanzar la mayoría necesaria.

Albert Rivera

Albert Rivera, líder de partido Ciudadanos, anunció este lunes que está dispuesto a abstenerse con tres condiciones.

Foto:

Rodrigo Jiménez / Efe

Aunque hasta ahora los demás partidos importantes (Partido Popular -PP- y Ciudadanos) rechazaron cualquier tipo de apoyo, Albert Rivera, líder del segundo, anunció este lunes que está dispuesto a abstenerse con tres condiciones.

Por un lado, formar un pacto económico para que no haya subida de impuestos, un nuevo gobierno en Navarra (donde están los socialistas con el apoyo del nacionalismo) y el compromiso de no indultar a los responsables de la fallida declaración de independencia de Cataluña, así como planificar una eventual aplicación del artículo 155 de la Constitución (que permitiría la intervención del gobierno central en esa región autónoma).

El partido con que más opciones cuenta Sánchez para llegar a un acuerdo es Unidas Podemos, de extrema izquierda

Antes de anunciar su propuesta, Rivera invitó al PP a abstenerse también. El líder de ese partido de derecha, Pablo Casado, aseguró que estudiará la propuesta. El gobierno respondió rápidamente a la solicitud con la petición de que se abstengan dado que, según señala, las tres condiciones ya se cumplen.

Se necesitaría que los dos partidos lo hicieran para sumar los escaños que hacen falta, dado que, en caso de que eso sucediera, seguramente Unidas Podemos votaría en contra.

Deja vu

Si el Rey no señala a un candidato después de la ronda de consultas, cuenta con una semana más para que se consolide algún acuerdo a última hora.

El hecho es que, si el 23 de septiembre no hay un presidente investido, Felipe VI tendrá que disolver las Cortes y convocar elecciones para el 10 de noviembre.

Felipe VI

Si el Rey no señala a un candidato después de la ronda de consultas, cuenta con una semana más para que se consolide algún acuerdo a última hora.

Foto:

José Manuel Vidal / Efe

Todavía no hay nada definitivo. Hay que esperar a las conclusiones del Rey después de la ronda de consultas para ver qué pasos siguen.

Lo cierto es que el escenario no es demasiado diferente al que vivió Mariano Rajoy, del PP. Estuvo como presidente en funciones diez meses, durante los que hubo dos comicios y una investidura fallida.

Al final salió del gobierno por una moción de censura que impulsó Sánchez, quien está a punto de completar cinco meses como presidente en funciones.

JUANITA SAMPER OSPINA
Corresponsal EL TIEMPO
Madrid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.