Estuve en la llamada de Trump con presidente ucraniano: Pompeo

El secretario de Estado de Estados Unidos, Michael Pompeo, confirmó que estuvo presente en una llamada entre el presidente Donald Trump y su homólogo de Ucrania, mientras denuncia una solicitud de los comités de la Cámara de Representantes que piden la declaración de cinco funcionarios del Departamento de Estado.

«Yo estuve en la llamada telefónica», dijo Pompeo en respuesta a la pregunta de un periodista durante su visita de tres días a Roma. Su viaje europeo de una semana lo llevará al Vaticano, Montenegro y Grecia, además de Italia.

En la conversación del 25 de julio, Trump instó al presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskiy, a ayudar a investigar al exvicepresidente Joe Biden y a su hijo Hunter. La llamada es fundamental para una investigación de juicio político contra Trump.

(Le puede interesar: Demócratas también quieren oír las llamadas entre Trump y Putin)

En una rueda de prensa en Roma junto al ministro de Asuntos Exteriores italiano, Luigi Di Maio, Pompeo atacó la solicitud de la Cámara. «Nos oponemos a las demandas que violan profundamente los principios fundamentales de la separación de poderes», dijo Pompeo.

«Se contactaron directamente con los funcionarios del Departamento de Estado. Les dijeron que no contactaran a un asesor legal en el Departamento de Estado. Al menos eso es lo que nos han informado».

Pompeo dijo que había respondido que «por supuesto cumpliremos con nuestro deber constitucional de cooperar, pero lo haremos de una manera que se ajuste a los valores fundamentales del sistema estadounidense».

Pompeo afirmó que la llamada se refería a la política estadounidense con respecto a Ucrania, que incluía «eliminar la amenaza que Rusia representa para Ucrania» y ayudar a sacar el «soborno» y la «corrupción» del gobierno de ese país.

Pompeo no comentó sobre un resumen de la llamada en la Casa Blanca. Tres presidentes de comités de la Amara de Representantes advirtieron a
Pompeo sobre posibles cargos criminales el martes después de que rechazo un plan de sus comités para recibir el testimonio de cinco funcionarios del Departamento de Estado a partir del miércoles.

Trump ha intensificado sus ataques contra los legisladores que investigan la denuncia de un funcionario al señalar que equivale a un «golpe de Estado». El presidente tuiteó el martes por la noche: «A medida que aprendo más y más cada día, llegó a la conclusión de que lo que esta ocurriendo no es un juicio político, sino un golpe de Estado».

Pompeo y Di Maio dijeron que sus conversaciones abarcaron los posibles aranceles estadounidenses sobre los bienes europeos, la solicitud de un alto al fuego en Libia, Irán y las preocupaciones sobre las amenazas chinas a la seguridad nacional por la tecnología de telecomunicaciones 5G.

Italia se ha convertido en uno de los aliados más fuertes de Trump en Europa y el presidente tuiteó su apoyo al primer ministro, Giuseppe Conte, durante las tensas negociaciones de este verano que condujeron a la formación de su segundo gabinete. «Deberíamos seguir unidos contra la agresión iraní», dijo Pompeo.

Di Maio se hizo eco de que ambos acordaron que «la solución es favorecer la desescalada» y agrego que esto «no significa ser neutral».

BLOOMBERG

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.