Michelle Bachelet, preocupada y triste por la violencia en Chile

La alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, hizo un llamado este lunes al Gobierno y a los representantes de la sociedad civil en Chile a dialogar y evitar un escalamiento de la crisis.

(Lea también: ¿Qué hay detrás de las protestas en Chile?)

“Estoy muy preocupada y triste de ver la violencia, la destrucción, los muertos y los lesionados en Chile en los últimos cinco días”, dijo la también expresidenta chilena, quien aseguró que “el uso de una retórica inflamatoria solo servirá para agravar aún más la situación, y se corre el riesgo de generar miedo en la población”.

La declaración de Bachelet ocurre pocas horas después de que el presidente chileno, Sebastián Piñera, se refiriera con un sonoro “estamos en guerra” a las protestas que se han agravado desde el pasado viernes en varias ciudades del país, y que no cesaron a pesar de que el mandatario decretó ese mismo día el estado de emergencia y sacó a la calle a los militares, quienes ordenaron el toque de queda la noche del sábado.

(Le puede interesar: Pese a militarización y toque de queda, siguen las protestas en Chile)

A través de un comunicado difundido en Ginebra, Bachelet informó que la cifra de muertos podría elevarse hasta 13, según fuentes no precisadas. De igual manera, indicó que el Instituto Nacional de Derechos Humanos registra 44 personas heridas, nueve de ellas de gravedad, y que el Ministerio del Interior dio a conocer que 1906 personas han sido detenidas en el territorio nacional.

Es esencial que todos los actos que han provocado lesiones y muerte, tanto por parte de las autoridades como de los manifestantes, sean sometidas a investigaciones independientes, imparciales y transparentes”, dijo Bachelet, la funcionaria de más alto rango de la ONU en materia de derechos humanos.

Sebastián Piñera

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, afirmó este domingo que «la democracia tiene derecho a defenderse».

La alta comisionada recordó que las autoridades deben actuar “en estricta conformidad con los estándares internacionales de derechos humanos” y que la aplicación del estado de emergencia “debe ser excepcional y en base a la ley”.

La funcionaria afirmó también haber recibido “acusaciones inquietantes” de uso excesivo de la fuerza por parte de algunos miembros de las fuerzas de seguridad, y manifestó estar alarmada por denuncias según las cuales a algunos detenidos se les habría impedido tener acceso a sus abogados o que, incluso, habrían sido objeto de malos tratos. De igual forma, indicó que “decenas de miembros de las fuerzas de seguridad” habrían resultado heridos en las protestas.

Finalmente, Bachelet pidió a quienes participan en las protestas de este lunes y de los próximos días hacerlo de forma pacífica, e instó a las autoridades a garantizar el respeto de los derechos a la libertad de expresión y de manifestación pacífica.

Lucía Castaño para EL TIEMPO, Ginebra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.