Luis Camacho regresa a Santa Cruz sin la renuncia de Evo Morales

El líder opositor boliviano Luis Fernando Camacho, quien prometió forzar al presidente Evo Morales a firmar una carta de renuncia que él le redactó, regresó este martes a su bastión de Santa Cruz (este), impedido de salir del aeropuerto que sirve a La Paz por la presencia de enfurecidos manifestantes oficialistas.

Camacho llegó de madrugada al aeropuerto de El Alto desde la región de Santa Santa Cruz, la más rica de  Bolivia y bastión opositor, tras proclamar desafiantemente en un mitin el lunes que le entregaría personalmente a Morales la carta de dimisión para que la firmara, algo que parecía totalmente improbable.

Al llegar a El Alto, ciudad vecina a La Paz, permaneció varias horas dentro de un «área segura» de la terminal aérea, impedido de salir por la presencia de simpatizantes de Morales, algunos provistos de palos.

Hacia las 08H45 locales (12H45 GMT), partió de regreso en una avioneta de la Fuerza Aérea hacia Santa Cruz, 900 km al este de La Paz. «Ha despegado una avioneta con el señor Camacho en dirección a Santa Cruz», dijo ante la airada multitud dentro de la terminal el jefe policial de El Alto, coronel Franz Sellis Mercado.

La frustrada visita de Camacho a La Paz fue la acción más desafiante de la oposición boliviana para conseguir la renuncia del presidente izquierdista indígena, a quien acusan de cometer un «fraude» en las elecciones del 20 de octubre.

Morales, en el poder desde 2006, fue elegido para un cuarto mandato consecutivo, pero la oposición exige su dimisión, la anulación de los comicios y la convocatoria a nuevas elecciones sin que él sea candidato nuevamente. Desde que comenzaron las protestas, al día siguiente de la votación, se han registrado dos muertos y unos 140 heridos, según la Defensoría del Pueblo.

Camacho, un abogado de 40 años, es el presidente del Comité Cívico de Santa Cruz (derecha) y se ha convertido en el rostro más visible de la oposición tras los comicios, aunque no fue candidato a la presidencia, opacando al expresidente centrista Carlos Mesa (2003-2005), segundo en la votación.

AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.