Cuando daban testimonio contra Trump, el presidente lanzó advertencia

Aunque todos los ojos estaban puestos en el recinto de la Cámara de Representantes donde avanzan las audiencias en el proceso de destitución que se adelanta contra el presidente Donald Trump, el drama de la jornada terminó ocurriendo por fuera de este.

Cuando la exembajadora en Ucrania Marie Yovanovitch testificaba sobre la campaña de desprestigio que dice existió en su contra y terminó en su abrupta destitución, el presidente estadounidense lanzó un trino en el que la atacó.

“Donde sea que haya ido, todo terminó mal”, afirmó el mandatario, causando revuelo inmediato entre la audiencia. Adam Schiff, el demócrata que encabeza los procedimientos ante la Comisión de Inteligencia, detuvo la audiencia para leer en voz alta el trino del presidente y luego pedir su opinión a la embajadora.

Le puede interesar: ¿Quién es quién en el proceso de destitución de Trump?

Esas palabras son muy intimidantes después de lo que ha pasado”, dijo Yovanovitch.
Segundos antes, la embajadora le había dicho a la comisión que se había sentido amenazada cuando conoció el contenido de la polémica llamada entre Trump y el presidente de Ucrania, Vladimir Zelensky, en la que este catalogó a la diplomática de “mala noticia” y le pidió ayuda para investigar al ex presidente Joe Biden y a los demócratas.

Schiff respondió que muchos en la comisión tomaban “muy, pero muy en serio la intimidación de un testigo” llamado por el Congreso para rendir declaración.

Las palabras fueron interpretadas como una señal hacia un posible cargo contra el presidente por intimidación de testigos una vez esta comisión concluya las audiencias y emita un informe a la Comisión Judicial, la encargada de decidir si eleva artículos de destitución contra Trump.

Esas palabras son muy intimidantes después de lo que ha pasado

El trino de Trump causó malestar, incluso, entre varios republicanos que expresaron públicamente su rechazo.

Republicana defiende

“La embajadora es con toda claridad alguien que ha dedicado décadas al servicio público, y creo que el presiente no debió hacer eso”, afirmó Liz Cheney, tercera en rango dentro del Partido Republicano en la Cámara de Representantes.

Impeachment

Congresistas del partido republicano durante la audiencia en la que rindió testimonio la exembajadora Marie Yovanovitch.

La controversia, además, desvió por un momento la imagen que los republicanos querían proyectar en la audiencia y que pretendía concentrase en la ausencia de pruebas contra Trump en lugar de descalificar a los testigos.

Eso, luego del mal paso que dieron en la audiencia del miércoles, cuando cuestionaron la integridad de dos funcionarios del Departamento de Estado y estos respondieran exaltando su larga trayectoria.

En su testimonio, Yovanovitch se declaró víctima de una campaña de desprestigio encabezada por el abogado del presidente Rudi Giuliani –por oponerse a la agenda paralela que empujaban en Ucrania– y describió el caótico ambiente que se vive en el Departamento de Estado desde que Trump llegó a la presidencia y cómo sus motivaciones personales muchas veces van en contravía de la política exterior del país.

Mencionó, por ejemplo, cómo el presidente destacaba la labor del exfiscal general de Ucrania Yuri Lutsenko, cuando EE. UU., al igual que muchos países aliados del país, lo consideran una persona corrupta.

En medio de todo ese ruido, cayó como una bomba la decisión de un jurado federal que este viernes declaró culpable de siete cargos a Roger Stone, una persona cercana a Trump que estaba acusada de mentirle al Congreso e intimidar a un testigo en la investigación que adelantó el fiscal Robert Mueller sobre el rol de Rusia en la campaña del 2016 y su relación con la campaña de Trump.

Stone, de acuerdo con los Fiscales, le mintió al Congreso sobre sus contactos con Wikileaks semanas y días antes de que este portal decidiera publicar archivos del partido demócrata que robaron de sus servidores.

Impeachment

Una cita de la llamada entre el presidente de EE. UU., Donald Trump, y Vladimir Zelensky, presidente de Ucrania, durante una audiencia de investigación con la exembajadora Marie Yovanovitch.

Foto:

Bloomberg

Algo que enreda al presidente pues según varios de los testigos en el caso de Stone, este informó al presidente sobre el robo de los archivos y su inminente publicación. Algo que Trump usó para atacar a su rival de entonces Hillary Clinton.

Stone podría ser condenado hasta con 50 años de cárcel pero se especula que el mandatario podría extenderle un perdón presidencial.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington
En Twitter @sergom68

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.