¿A qué se debe la tensión entre Turquía y Grecia en el Mediterráneo?


El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, mostró este jueves su disposición al «diálogo» y la «negociación» para solucionar la tensión con Grecia en una zona del Mediterráneo oriental que ambos países reclaman como propia.

«El camino hacia una solución en el Mediterráneo oriental pasa por el diálogo y la negociación. No perseguimos aventuras innecesarias ni buscamos tensiones», dijo Erdogan en declaraciones retransmitidas por la emisora NTV.

(Lea también: Turquía cierra campamento de migrantes en la frontera con Grecia)

En la última semana se ha producido una escalada de tensión en el Mediterráneo oriental, por la presencia en una zona que Atenas considera de su jurisdicción del buque de prospección turco Oruç Reis y una escolta de fragatas militares. 

«Turquía no aumentará las tensiones en el Mediterráneo. Es la mentalidad griega la que ignora a Turquía y a la República Turca del norte de Chipre«, declaró. Erdogan también anunció que esta tarde mantendrá una conversación telefónica con la canciller alemana, Angela Merkel, y con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, aunque no reveló los detalles del contenido.

El diálogo se produce un día antes de la reunión extraordinaria de ministros de Exteriores de la UE para abordar el conflicto diplomático entre Turquía y Grecia.

Por su parte, el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, reafirmó este miércoles la disposición de Atenas al diálogo con Ankara, aunque también advirtió que no dudará en responder a cualquier desafío del país vecino.

La escalada de tensión empezó el viernes pasado, cuando Grecia y Egipto firmaron un acuerdo para delimitar sus Zonas Económicas Exclusivas (ZEE), en un gesto destinado a invalidar un tratado similar suscrito en noviembre entre Turquía y el Gobierno internacionalmente reconocido de Libia.

(Le puede interesar: Migrante muere a causa de disparos en frontera entre Grecia y Turquía)

En respuesta, Ankara anunció la reanudación de las actividades de exploración que había suspendido en julio, a petición de Alemania, como gesto de buena voluntad para buscar un diálogo con Grecia.

Las autoridades turcas han asegurado que el buque Oruç Reis, cuyo objetivo es identificar posibles yacimientos de hidrocarburos, seguirá con esta actividad hasta el próximo 23 de agosto.

Erdogan

El Presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoganl.

El papel de la Unión Europea

El ministro de Exteriores griego, Nikos Dendias, pidió este martes la convocatoria de una reunión urgente del Consejo de Asuntos Generales de la Unión Europea (UE), con el argumento de que existe una clara amenaza de Turquía «a la paz y la seguridad en el Mediterráneo oriental, en Grecia y Chipre», los dos socios del club comunitario.

«A pesar del compromiso de nuestro país de dialogar sobre la base de las normas del Derecho Internacional y del Derecho del Mar, compromiso que ahora repetimos,
Turquía ha decidido entregarse a su habitual delincuencia
«, señaló Dendias en un comunicado.

Reprochó a Ankara no haber hecho una oferta sincera de diálogo y resaltó que el Gobierno turco «vive y actúa en el siglo XIX» y «aborrece las percepciones modernas que gobiernan los Estados en el siglo XXI».

(Le puede interesar: Lo que hay detrás de la ‘reconversión’ al islam de Santa Sofía)

La Comisión Europea (CE) expresó este martes su solidaridad con Grecia y Chipre e indicó que, aunque sería posible organizar esa reunión extraordinaria, el plan es abordar el asunto en un encuentro informal de ministros de Asuntos Exteriores que ya estaba previsto para finales de mes en Berlín.

«La posición de la UE acordada por todos los miembros es la solidaridad con Grecia y Chipre«, dijo en rueda de prensa el portavoz comunitario de Exteriores, Peter Stano.

Kyriakos Mitsotakis

Kyriakos Mitsotakis, primer ministro de Grecia.

Supuesto tiroteo

En este episodio de tensiones,  hay un confuso incidente entre una patrullera de Grecia y una barca tripulada por dos ciudadanos turcos y uno sirio, cerca de la isla griega de Rodas.

Mientras Turquía asegura que la embarcación griega disparó e hirió a los ocupantes de la barca, Atenas afirma que los disparos fueron sólo de advertencia, después de que la lancha ignorara sus señales sonoras y luminosas de advertencia e incluso tratara de embestir a la patrullera.

Mientras el ex primer ministro griego y líder del partido izquierdista Syriza, Alexis Tsipras, exigió una «estrategia nacional» más contundente hacia Turquía, su antiguo titular de Finanzas y dirigente de la formación MeRA25, Yanis Varufakis, se mostró más conciliador.

Varufakis aseguró que el actual primer ministro de Grecia, Kyriakos Mitsotakis, le transmitió hoy optimismo sobre una pronta desescalada, ya que el buque explorador turco, afirmó, se encuentra al borde o incluso fuera de la ZEE griega.

De hecho, los datos de posición del Oruç Reis de hoy señalan la presencia del barco a casi 300 kilómetros al sur de las costas turcas y a más de 200 de la isla griega de Creta.

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *