HRW denuncia errores serios en solicitudes de extradición de Mancuso


El Gobierno colombiano habría cometido serios e inexcusables errores en las solicitudes de extradición que ha hecho a Estados Unidos para lograr el regreso al país del exjefe paramilitar Salvatore Mancuso.

Los errores, de acuerdo a Human Rights Watch (HRW), lo tienen a un paso de ser enviado a Italia y no a Colombia, donde aún tienen innumerables procesos abiertos y confesiones pendientes sobre sus años como líder de las autodefensas.

“El Gobierno debe agotar de forma urgente todas las vías legales a su alcance para lograr la extradición de Mancuso y asegurarse que rinda cuentas por su rol en crímenes atroces. Hasta ahora, las autoridades colombianas han hecho esfuerzos muy pobres por lograr el retorno del líder paramilitar, cuyo testimonio podría ser extremadamente valioso para lograr la verdad plena sobre crímenes cometidos por grupos paramilitares y sus cómplices”, dice HRW en un comunicado que publica este sábado.

(Le puede interesar: Audio de Mancuso diciendo que quiere hablar ante justicia de Colombia 

Mancuso fue extraditado a Estados Unidos en el 2008 por el entonces presidente Álvaro Uribe Vélez, junto con otros 13 paramilitares para que respondiera por cargos de narcotráfico.

La decisión fue criticada en su momento, pues los paramilitares venían testificando en los procesos judiciales que adelantaba la Corte Suprema contra líderes políticos, en el marco de sus compromisos con la Ley de Justicia y Paz.

El paramilitar fue condenado a 15 años de prisión, que completó de manera anticipada en marzo de este año, gracias a su colaboración con la justicia de ese país.
Dado que también tiene nacionalidad italiana, sus abogados han venido presionando para que sea enviado a ese país europeo, con el que Colombia no tiene tratado de extradición.

Y su deportación, de acuerdo con fuentes, sucedería en menos de 10 días.
Desde marzo, el Estado colombiano ha intentado tres pedidos de extradición en relación con Mancuso, pero todos han sido rechazados por Estados Unidos.

(Lea también: Libran orden de captura con fines de extradición contra Mancuso

Las autoridades colombianas han hecho esfuerzos muy pobres por lograr el retorno del líder paramilitar, cuyo testimonio podría ser extremadamente valioso

“En junio, fiscales de Estados Unidos solicitaron, a pedido de autoridades colombianas, a un tribunal federal de Georgia la extradición de Mancuso en relación con una sentencia a 27 años de prisión por dos casos de secuestros y homicidios cometidos en 1997, según documentos judiciales a los que tuvo acceso Human Rights Watch. Pero días después, Colombia retiró repentinamente su solicitud. Si bien las autoridades colombianas no dieron una explicación al respecto, HRW ha podido confirmar que la solicitud de extradición fue retirada porque los tribunales ya habían consolidado esa sentencia con las decisiones sobre justicia y paz y consideraban que la pena ya había sido cumplida”, dice la organización estadounidense.

Para José Miguel Vivanco, director para las Américas en esta ONG, es algo que se hubiesen podido evitar con una lectura rápida y superficial de la condena relevante de Justicia y Paz y una búsqueda online.

Entre marzo y mayo, las autoridades colombianas redactaron otras dos solicitudes de extradición en relación con casos de homicidios, secuestros y desplazamiento forzado.

Pero las autoridades no aceptaron estas porque, al parecer, las solicitudes no coinciden con la legislación de Estados Unidos –un requerimiento estándar para casos de extradición desde ese país–.

Estas tres pobres solicitudes de extradición son difíciles de compatibilizar con la importancia que debería tener este caso

“Teniendo en cuenta que hay cientos de casos pendientes contra Mancuso y que las autoridades colombianas tienen una importante experiencia con procesos de extradición, estas tres pobres solicitudes de extradición son difíciles de compatibilizar con la importancia que debería tener este caso”, sostuvo Human Rights Watch.

El comunicado de la ONG también coincide con una carta que envió hace poco el senador Patrick Leahy al Fiscal General de Estados Unidos, en la que le advierte de esta posibilidad y le pide intervenir.

(Le puede interesar: Human Rights Watch alerta sobre el poder de grupos armados en Arauca

Según Leahy, cuando Colombia envió a Mancuso a Estados Unidos lo hizo bajo el entendido de que sería devuelto a Colombia una vez culminara su proceso judicial.

El problema es que, a parte del compromiso verbal que se hizo en su momento con las autoridades de Estados Unidos, no existe un documento o donde se constate ese acuerdo. Leahy ha dicho que, en todo caso, si Washington opta por deportar a Mancuso a Italia, estaría lesionando años de cooperación judicial entre Estados Unidos y Colombia.

SERGIO GÓMEZ MASERI 
Corresponsal de EL TIEMPO 
WASHINGTON 
En Twitter: @sergom68

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *