Biden, en desacuerdo con candidato de EE. UU. para el BID


La elección del nuevo presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) comenzó a meterse en la campaña electoral de EE. UU.

Esta semana Joe Biden, el candidato demócrata para desafiar a Donald Trump, dejó claro que no está de acuerdo con la nominación de Mauricio Claver-Carone, principal asesor para las Américas de la administración republicana

(Lea también: ¿Por qué hay países que piden aplazar elección del presidente del BID?

“Nadie debería sorprenderse de que el nominado al BID de la administración de Trump esté generando escepticismo entre algunos de las accionistas principales del Banco. El nominado de Trump es como la mayoría de sus personas designadas: demasiado ideológico, subcalificado y está buscando un trabajo nuevo después de noviembre. Esto es preocupante durante los periodos más difíciles de América Latina y el Caribe, cuando el BID necesite jugar un rol importante en la recuperación económica de la región”, le dijo a EL TIEMPO Kevin Muñoz, portavoz de la campaña de Biden.

Nadie debería sorprenderse de que el nominado al BID de la administración de Trump esté generando escepticismo entre algunos de las accionistas principales del Banco

En junio, Trump sorprendió a todo el mundo al seleccionar a Claver-Carone como candidato a la presidencia,  a pesar de que existe un acuerdo -no escrito pero acatado desde la fundación del Banco hace más de 60 años- de que la jefatura del BID debe recaer en un latinoamericano y la vicepresidencia en un estadounidense.

Desde entonces, EE. UU. ha venido usando todo su poder dentro del Banco para empujar la candidatura de Claver-Carone. Según este, ya tendría asegurada la elección, pues cuenta con el respaldo de más de la mitad de los (28) países miembros.

(Le puede interesar: Fuertes críticas a Claver-Carone, candidato de Trump al BID

Mauricio Claver-Carone

Mauricio Claver-Carone, nominado de Trump para la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo.

Foto:

Jim Lo Scalzo. EFE

Paralelamente, sin embargo, ha ido creciendo la oposición a su nombre y ya varios países, entre ellos Argentina, México, Costa Rica Chile y otros, han comenzado a sugerir que la elección, prevista para este 12 de septiembre, debería posponerse hasta el año entrante.

Aunque han citado las dificultades que plantea la pandemia del coronavirus como razón para postergar, el fondo es enteramente político. Estos creen que lo más sensato es esperar a que se definan las elecciones en EE. UU. antes de comprometerse con un presidente que responde a los intereses de un partido que podría perder las elecciones en noviembre.

Y de allí la importancia de la postura de Biden. Si el vicepresidente gana y Claver-Carone es electo, este podría perder todo el respaldo de la silla estadounidense en el BID, que es la que controla ese 30 por ciento de las acciones, y comprometer el respaldo del Congreso de EE. UU. para la recapitalización que necesita el Banco.

(Lea también: Nuevo liderazgo del BID para fortalecer las Américas / Opinión

Ya varios congresistas de este país han expresado su repudio frente Claver Carone, entre ellos el Senador Patrick Leahy, que es el demócrata de más alto rango en el Comité de Apropiaciones y por lo tanto clave en el proceso de asignación de recursos.

Donald Trump

El gobierno de Donald Trump nominó a Claver-Carone para el cargo en el BID.

Foto:

Bloomberg

En una carta publicada hace poco más de un mes, Leahy sostiene que Claver-Carone es el «nominado equivocado para buscar ese incremento de recursos» y advierte que estos podrían quedar comprometidos si resulta electo.

Una amenaza que se podría volver más real si los demócratas recuperan el control de la Cámara Alta y Leahy asume la presidencia del Comité. Otros, como los representantes a la Cámara Norma Torres y Bárbara Lee, le han pedido a Trump que retire la nominación de Claver-Carone y respete la tradición del BID de elegir a un latinoamericano.

Claver-Carone, por su parte, ha sumado el respaldo de los senadores Marco Rubio y Bob Menéndez. Ambos, como el asesor de Trump, son hijos de inmigrantes cubanos y comparten su antipatía por el régimen comunista en la isla.

Pero no son solo ellos. La semana pasada, un grupo de exfuncionarios demócratas y republicanos de alto relieve, entre ellos el ex secretario de Estado George Shultz (durante el gobierno de Ronald Reagan), también cuestionaron la nominación al indicar que no solo está rompiendo con un antecedente de más de seis décadas, sino que se corre el riesgo de politizar una institución que es clave para el desarrollo regional.

(Le puede interesar: Iván Duque respalda a Donald Trump en nombramiento del BID

Para estos, lo prudente sería postergar la elección y luego insistir en que se regrese a la norma no escrita de seleccionar a un latinoamericano.

Los países que vienen empujando por esta vía también le están apostando a que si gana Biden este no insistiría en que se elija a un presidente estadounidense.

La disputa por la nominación de Claver-Carone fue también documentada en un artículo que publicó Politico este fin de semana bajo el título de ‘La otra elección que tiene atrapada a Washington’.

En ella, el medio hace un resumen de cómo la nominación de Claver- Carone está dejando ampollas no solo en la capital estadounidense, sino entre los países miembros.

«Si Trump pierde, ¿por que permitirle que deje su huella en la región eligiendo a alguien que representa la visión ‘trumpista’ de las Américas? El Banco no necesita esta distracción cuando la más alta prioridad en los próximos meses es ayudar a los países para que puedan derrotar al coronavirus y revivir sus economías», le dijo al medio Mark Feierstein, que ocupó el mismo cargo de Claver-Carone en el Consejo Nacional de Seguridad durante la administración de Barack Obama.

(Lea también: ‘No politicemos la elección del presidente del BID’: Iván Duque

El diario sostiene que si la elección no se pospone -y para eso sería necesario una votación por mayoría o falta de ‘quorum’-, el funcionario tendría los votos para hacerse elegir sin mayores dificultades.

Apoyo de 17 gobiernos 

Este martes, los gobiernos de 17 países –entre ellos Colombia, Brasil, Ecuador, EE. UU. y Venezuela, representada por el gobierno “interino” de Juan Guaidó– instaron a que la elección en el BID se lleve a cabo porque consideran que una decisión de esa importancia no se debe postergar.

La declaración llegó después de que 22 exjefes de gobierno y de Estado miembros de la World Leadership Alliance-Club de Madrid, incluidos varios latinoamericanos, pidieron también este martes que se postergue la elección.

SERGIO GÓMEZ MASERI 
Corresponsal de EL TIEMPO 
WASHINGTON
En Twitter: @sergom68

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *