Autoridades bielorrusas detienen a integrantes de la oposición


Las autoridades bielorrusas detuvieron este lunes a dos miembros del Consejo coordinador opositor, cuya líder, Svetlana Tijanóvskaya, mantuvo por primera vez consultas en el exilio con representantes de Estados Unidos.

(En contexto: Crece tensión en Bielorrusia tras elecciones presidenciales)

Según informó la oposición, la opositora Olga Kovalkova y el sindicalista Serguéi Dilevski son acusados de organizar acciones masivas no autorizadas en la fábrica de tractores de Minsk, en referencia a sus llamamientos a la huelga contra el presidente, Alexandr Lukashenko.

Ambos son miembros del Consejo coordinador creado por la oposición bielorrusa para el traspaso pacífico del poder y contra el que la Fiscalía abrió la pasada semana una causa penal por intentar tomar el poder en el país.

Svetlana Tijanóvskaya

Svetlana Tijanóvskaya, principal líder opositora de Bielorrusia.

Kovalkova, una de las opositoras más activas desde el exilio en Lituania de su líder, aseguró a Efe dos días antes de su detención que “es una cuestión de tiempo que la oposición gane al pulso a Lukashenko” y que “de Lukashenko no esperamos nada».

Nunca demostró la capacidad o la voluntad de dialogar con su pueblo. Mientras no se vaya, los bielorrusos seguirán protestanto pacíficamente”, dijo en una conversación telefónica.

Aseguró también que la oposición sí confía en “muchos altos funcionarios” que también trabajan en el sistema, “toman decisiones” desde hace muchos años y «entienden lo que pasa”.

(Lea aquí: Crisis por fraude en Bielorrusia, nuevo pulso entre Rusia y Occidente)

“Instamos al sistema a abrir un diálogo a todos los niveles, federal y local”, precisó. Advirtió también que si el diálogo no prospera la crisis se agravará, tanto política como económicamente, las compañías extranjeras dejarán de operar en el país y las huelgas convertirán en insostenible el sistema erigido por Lukashenko desde que asumiera el poder en 1994.

“Y la responsabilidad recaerá exclusivamente en Lukashenko”, dijo la opositora, que fue trasladada hoy al centro de reclusión de Okrestina, trágicamente conocido por los abusos y torturas a los detenidos en las protestas postelectorales.

Además, el Comité de Instrucción citó hoy a la premio Nobel de Literatura, Svetlana Alexiévich, en el marco del caso penal por la creación del Consejo coordinador de la oposición. Alexiévich, una de los siete miembros del Consejo y conocida desde hace muchos años por sus críticas lacerantes a Lukashenko, comunicó que acudirá el viernes a declarar.

Por motivos de salud, la escritora apenas ha participado en las labores del Consejo, aunque apoyó desde el primer momento las protestas antigubernamentales.

(Lea también: Bielorrusia, un país al borde del abismo. Artículo de 1996 del Corresponsal de EL TIEMPO en Moscú)

Seguimos luchando por un Estado democrático que respete a sus ciudadanos

También fueron citados hoy la jurista Lilia Vlásova, que estuvo declarando durante cuatro horas, y Pável Latushko, antiguo ministro de Cultura (2009-12) que fue despedido como director del Teatro Académico Nacional por apoyar las protestas.

Al respecto, Kovalkova reconoció que algunos miembros del Consejo habían abandonado sus filas debido a las presiones del Gobierno. “Nada cambia. Seguimos luchando por un Estado democrático que respete a sus ciudadanos. Las autoridades han perdido la confianza del pueblo”, señaló.

Además insistió en que el Consejo fue creado para superar la crisis respetando en todo momento la legislación nacional y garantizando la concordia en la sociedad, no para revertir el orden constitucional. “Somos una plataforma para el diálogo entre la sociedad y las autoridades. No somos un Gobierno paralelo, como dice Lukashenko”, señaló.

Mientras, Tijanóvskaya se reunió en Vilna con el subsecretario de Estado norteamericano, Stephen Biegun, al que agradeció el apoyo de Estados Unidos al pueblo bielorruso y a sus demandas de cambio democrático.

(Le puede interesar: UE rechaza resultados electorales en Bielorrusia y anuncia sanciones)

Tijanóvskaya explicó a Biegun que las elecciones presidenciales del pasado 9 de agosto, en las que fue reelegido Lukashenko con más del 80 % de los votos, según la Comisión Electoral Central, no fueron «ni libres ni justas».

«Lukashenko no cuenta con el apoyo ni del pueblo bielorruso ni de la comunidad internacional. Cada día que él se niega a aceptar la voluntad de su pueblo sólo prolonga y agrava la crisis», afirmó.

Estamos abiertos a una mediación de organizaciones internacionales para facilitar el diálogo

La opositora subrayó que sus partidarios están abiertos el diálogo y abogan por un «arreglo pacífico» a la crisis que estalló con las multitudinarias protestas postelectorales.

«Estamos abiertos a una mediación de organizaciones internacionales para facilitar el diálogo. También demandamos la investigación imparcial de los crímenes cometidos por las autoridades de Bielorrusia contra su pueblo», dijo.

Además, llamó a todas las potencias a respetar la soberanía e integridad territorial de Bielorrusia. «Sólo el pueblo de Bielorrusia decidirá su futuro en unas elecciones nuevas, justas y libres», recalcó.

(Lea aquí: Bielorrusia: Oposición le exige a Lukashenko que entregue el poder)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *