Acuerdo deja una puerta abierta para extradición de Mancuso a Colombia


El acuerdo al que llegó el gobierno de Estados Unidos y los abogados del exparamilitar Salvatore Mancuso en el que se establece su deportación a Italia a más tardar este 4 de septiembre contiene una salvedad que no ha sido mencionada en la que se deja una puerta abierta para su extradición a Colombia.

(Le puede interesar: Esta es la orden del juez para la deportación de Mancuso a Italia)

El acuerdo fue firmado este lunes en Washington entre altos funcionarios de la administración de Donald Trump y su abogado Joaquín Pérez y recibió el visto bueno de Richard León, el juez federal que tiene a su cargo este proceso.

En el acuerdo se establece que los acusados -en este caso la Fiscalía de EE. UU.- «ha indicado» que Mancuso está en vías de ser deportado a Italia a más tardar el 4 de septiembre. Pero luego el juez anota que los acusados también han indicado que si llegaran a tomar la decisión de remover al defendido (Mancuso) a otro país, «se le daría 14 días de notificación», antes de esa deportación.

(Lea también: Estado tiene 6 días para responder a Corte IDH sobre caso de Mancuso)

Así mismo, que los acusados retienen, de momento, todos los argumentos legales que se utilizaron en el proceso.

En otras palabras, lo acordado no sería definitivo y la Fiscalía quiso dejar claro que su envió a otro país todavía es posible.

De acuerdo con fuentes judiciales consultadas por este diario, la administración Trump tenía las manos atadas frente al proceso que adelante el juez León porque Colombia retiró la solicitud de extradición previa dado que contenía un error y por lo tanto, legalmente, no tiene argumento alguno para seguir postergando la deportación a Italia.

La semana pasada el gobierno colombiano presentó una nueva solicitud de extradición basada en lavado de activos y esta se encuentra aún en trámite.
La gran pregunta que existe es si el este trámite, que primero pasa por el Departamento de Estado y luego llega al departamento de Justicia, se podrá realizar antes de que se cumpla la fecha límite para la deportación (4 de septiembre).

(Además lea: Extradición de Mancuso no ha sido negada por EE. UU.: Comisionado paz)

Varias fuentes le indicaron a la Unidad Investigativa de este diario que si bien ese proceso puede tardarse unas 3 semanas puede ser acelerado si el gobierno le da prioridad y ejerce presiones diplomáticas.

Una vez el departamento de Justicia reciba la petición entonces podría detener la deportación mientras se resuelve la nueva solicitud de extradición.

(También: Juez ordena deportación de Mancuso a Italia)

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington
En twitter @sergom68

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *