En plena convención republicana se desata nueva ira racial en EE. UU.


Las violentas protestas raciales que sacudieron a Estados Unidos hace un par de meses regresaron desde este fin de semana tras un nuevo incidente de brutalidad policial contra un afroestadounidense.

Este domingo la policía de Kenosha, estado de Wisconsin, le disparó 7 veces por la espalda a un hombre de 29 años cuando este intentaba montarse en su vehículo, donde lo esperaban sus tres hijos menores de diez años.

(Le puede interesar: Crece la ira en EE. UU. por disparos de policía contra afroamericano)

Jacob Blake, el hombre en cuestión, se encuentra bajo cuidados intensivos en un hospital local y se espera que sobreviva. Su abogado, no obstante, dijo ayer que Blake está paralizado de la cintura hacia abajo y no es claro si volverá a caminar.

El hecho, captado en video, rápidamente se volvió viral y desató fuertes manifestaciones domingo, lunes y este martes en esta ciudad al igual que jornadas de protestas a nivel nacional.

Aunque los detalles del incidente entre Blake y la policía no son claros, las imágenes no indican que Blake se resistiera a un arresto o que estuviera armado.

El uso aparente de fuerza excesiva, y la acumulación de casos muy semejantes a lo largo de los últimos meses ha provocado graves enfrentamientos con la policía en esta localidad.

Los manifestantes incendiaron carros y locales comerciales y se enfrentaron a piedras con la policía, que respondió con gases lacrimógenos, bastones y granadas aturdidoras.

(Lea aquí: Indignación en Wisconsin por policía que disparó contra afroamericano)

Pero el caos también se prestó para el saqueo de tiendas y negocios en el área.
Desde el lunes, el gobernador del estado desplegó a la Guardia Nacional que ayer comenzó a patrullar las calles para recuperar el control.

Varias ciudades del país, entre ellas Nueva York, Los Ángeles, Mineápolis, Portland, y Seattle también registraban marchas y disturbios.

Si bien las manifestaciones no se equiparan a las que surgieron tras el asesinato de George Floyd en mayo de este año, sí hicieron recordar los caóticos días que siguieron tras su muerte.

Protestas en Wisconsin

Protestas en Wisconsin.

Floyd, de 46 años, fue asesinado por un policía que lo asfixió poniendo la rodilla sobre su cuello.

Su deceso también desató un profundo debate nacional sobre la necesidad de reformar los códigos de conducta entre los uniformados. Pero el debate se estancó en medio de la profunda polarización política que existe en el país.

Mientras los demócratas abogaron por un cambio de la cultura dentro de este tipo de instituciones, el presidente Donald Trump convirtió la tragedia en un instrumento de campaña. Alega que sus rivales quieren acabar con la policía, liberar a los delincuentes y dejar que las ciudades sucumban al caos y la violencia.

Un mensaje que se ha convertido en el centro de la Convención republicana que arrancó este lunes y culminará este jueves con el discurso de Trump aceptando la nominación del partido para las presidenciales.

Si bien los demócratas han condenado la violencia y no están de acuerdo con limitar los fondos a la policía, se han sintonizado con los manifestantes y sus reclamos por décadas de injusticia y racismo contra la comunidad afro.

«Nuevamente la nación se despierta esta semana con luto e indignación por el uso de fuerza excesiva contra otro afroamericano. Reclamamos una investigación transparente e inmediata«, dijo Joe Biden, el candidato de la oposición para los comicios de noviembre próximo.

(Vea aquí: Revelan videos del asesinato de George Floyd grabados por expolicías)

Más del 25 por ciento de todas las muertes por enfrentamiento con la policía corresponde a afroamericanos pese a que solo representan el 10 por ciento de la población.

Aunque el caso de Blake ha reactivado las protestas en el país, el hecho de que no haya muerto probablemente influirá en su tamaño y duración. Así mismo, el país se encuentra «distraído» por la confluencia del coronavirus, la crisis económica y la cercanía de las elecciones presidenciales.

Dicho eso, el nuevo incidente podría elevar el tema del racismo y la fuerza pública en esta fase final de la campaña presidencial.

Lea también

– Las estatuas de esclavistas derribadas durante protestas antirracistas

– Revelan la cruel frase que policía le dijo a Floyd mientras lo ahogaba

SERGIO GÓMEZ MASERI
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
WASHINGTON

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *