¿Qué rol jugó Henrique Capriles en el indulto a los presos políticos?


El dirigente opositor Henrique Capriles, quien enfrentó en elecciones presidenciales a Hugo Chávez y Nicolás Maduro, reconoció estar detrás de las recientes excarcelaciones de presos políticos, como había adelantado EL TIEMPO el lunes.

Los rumores y señalamientos comenzaron el viernes pasado, con la presencia de Capriles en la residencia donde vive la familia del diputado Juan Requesens, en el momento de su excarcelación.

(Lea también: La insuperable fractura de la oposición venezolana)

Pero se intensificaron en la tarde de este martes con la divulgación de una declaración del canciller turco, Mevlut Cavusoglu, recogida por un medio de Turquía, quien dijo que en el marco de su visita reciente a Venezuela, a propósito del 70.º aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, además de mantener un encuentro con Maduro y otros representantes del régimen, se había reunido con Capriles y el también dirigente opositor Stalin González.

“Hoy por mis ‘gestiones personales’ nos sentimos satisfechos de la libertad de 110 presos políticos”, trinó, en la noche del martes, Capriles, para responder a un duro comunicado que emitió poco antes el bando del líder opositor Juan Guaidó en el que manifestaban su “absoluto desconocimiento” de las “negociaciones inconsultas”, realizadas “a título personal”, por Capriles y González.

Más temprano, Cavusoglu había manifestado, a través de Twitter, que seguía “con satisfacción” la evolución de un “diálogo positivo” entre las partes en Venezuela, debido a sus esfuerzos en coordinación con la Unión Europea.

“Conversar y negociar no es lo mismo (…). No hay negociaciones entre Turquía y la oposición en Venezuela. Lo que sí corresponde es hablar con todo el que nos acerque a una solución creíble (…). Hablar con un miembro de la comunidad internacional es lo normal cuando crees en la política y la democracia”, agregó Capriles, al tiempo que mostraba una imagen en la que se ve a los presidentes Donald Trump y Recep Tayyip Erdogan estrechando manos.

Turquía es de los principales aliados del régimen de Maduro. Las relaciones entre ambos países se estrecharon a partir de 2016, cuando Venezuela apoyó a Erdogan tras el intento de golpe de Estado de julio de ese año.

Desde entonces, han suscrito acuerdos en distintas áreas, como la energética, industrial, financiera, turística y seguridad. Más recientemente, Turquía envió varios cargamentos con insumos para combatir a la covid-19.

Desde 2018, la Asamblea Nacional (AN), único poder en manos de la oposición, ha denunciado que Maduro vende toneladas de oro que pertenecen a las reservas internacionales a Turquía y a los Emiratos Árabes, sin autorización previa del Parlamento.

(Le puede interesar: El indulto, la astuta jugada de Maduro de cara a las elecciones)

“Estas acciones se hicieron sin conocimiento ni autorización del Gobierno interino, la AN, nuestros aliados internacionales, ni del acuerdo unitario alcanzado y anunciado por 27 organizaciones políticas”, insistió el bando de Guaidó en su comunicado a propósito de que se conociera de las conversaciones de Capriles y González con el emisario turco.

Capriles, quien aseguró tener el interés de “defender a los venezolanos y lograr la libertad de Venezuela”, dijo que se reuniría “con todo el que sea necesario para sacar a los venezolanos de esta crisis”, incluidos chinos y rusos, otros de los aliados del régimen.

La reacción de González demoró un poco más, pero en la mañana de este miércoles dijo que intentaría, las veces que fuera necesario, encontrar una solución a la crisis. “Si una negociación evita que este conflicto escale y sea más doloroso para los venezolanos, lo haré las veces que sea oportuno”, trinó quien ha sido miembro de comitivas opositoras en procesos de negociación previos.

EL TIEMPO ha intentado desde el lunes, sin éxito, conversar sobre esto con Capriles y González.

El tercer camino

Capriles ya se había desligado de la postura de la oposición mayoritaria, que, sin embargo, suscribe su partido, Primero Justicia.

La politóloga Maryhen Jiménez le había dicho a EL TIEMPO, en una conversación a propósito de las fracturas de la oposición que se hicieron evidentes tras el desencuentro entre Guaidó y María Corina Machado, que Capriles estaba tomando un camino propio aunque arriesgado, “en el sentido de que va a contar con muchas críticas desde afuera”.

“Yo creo que Capriles está apostando a construir un camino nuevo, quizás de mediano, largo plazo, entendiendo que las características que ha adoptado el régimen autoritario de Maduro son muy difíciles de desmontar cuando, uno, no cuentas con una población organizada en torno a una narrativa inclusiva, y cuando la presión internacional ha cambiado y va a seguir cambiando porque estamos en contexto de pandemia y todos los países están más bien mirando hacia adentro a ver cómo resuelven sus problemas”, acotó Jiménez en su conversación con este diario.

(Lea también: ‘Utilizan a los presos políticos como prenda de extorsión y de canje’)

Capriles no ha escondido su postura. En un comunicado que publicó el 23 de agosto, se manifestó en favor de la participación en los controvertidos comicios del 6 de diciembre, una opción que ha descartado tajantemente la oposición mayoritaria, organizada alrededor de la figura de Guaidó, por considerar de antemano que se trata de un fraude, y también el ala más radical de la oposición, representada por Machado.

¿Vamos a complacer su intención (del régimen) de arrebatar por abandono del juego? ¿Nos vamos a dar otra vez con la misma piedra?”, preguntó Capriles en un comunicado que hizo público a través de sus redes sociales el 23 de agosto.

“Un evento electoral siempre puede convertirse en un hecho movilizador que permita al país reencontrar el camino de la política”, agregó.

El analista político Félix Seijas destacó en conversación con este diario, a propósito del anuncio del indulto, que, apartando a Estados Unidos, la mayoría de la comunidad internacional se mueve en favor de dirimir las diferencias a través de negociaciones y elecciones libres.

Este martes, el propio Maduro confirmó lo que tantos analistas como él sospechaban: que los indultos buscaban promover una participación en los comicios.

“La participación de un factor opositor que nadie puede poner en entredicho, como una oposición cómoda, o a la medida, sino unos opositores naturales como Capriles Radonski, acercarlo al juego electoral es un paso importante para mandar esas señales a la comunidad internacional”, dijo Seijas a EL TIEMPO.

(Lea aquí: EE. UU. sanciona a la fiscal general de la Corte Penal Internacional)

Más allá del nuevo rol protagónico que ha adquirido, con más críticos que adeptos, en esta nueva oportunidad, Capriles, de momento, no podría participar como candidato por estar inhabilitado políticamente.

Sin embargo, entre las cosas que Seijas espera para los próximos días, que con seguridad seguirán siendo movidos, está también el levantamiento de las inhabilitaciones que pesan sobre él y otros importantes dirigentes. Se trata de reivindicaciones que ha exigido la oposición en procesos de diálogos con el régimen y que abonarían al propósito expreso de Maduro de promover la participación en estos comicios.

La oposición mayoritaria extendió durante esta semana el proceso de consultas con distintas organizaciones en aras de construir un pacto unitario, como alternativa a la no participación en elecciones, y que contemplaría la realización de un plebiscito. El bando de Machado, por su parte, se mantiene firme en su apuesta por una operación desde el exterior. Ambos descartan ir a elecciones.

ANDREÍNA ITRIAGO
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
CARACAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *