Anuncian que el opositor ruso Navalni despertó del coma


El líder opositor ruso Alexéi Navalni, que según Alemania fue envenenado en Rusia, salió del coma artificial y va a dejar de usar el respirador artificial «por etapas», anunció el lunes el hospital de la Charité en Berlín.

«Reacciona cuando se le habla», dijo en un informe el hospital en el que es tratado
Navalni, de 44 años, desde el 22 agosto.
Su «estado de salud (…) ha mejorado», señaló el centro, uno de los más prestigiosos de Europa, aunque afirmó que no se podían «excluir» secuelas a largo plazo de «este grave envenenamiento».

(Lea aquí: Tensiones políticas entre Alemania y Rusia por caso Navalni)

Principal opositor al Kremlin, Alexéi Navalni fue envenenado en Rusia, según «pruebas inequívocas» mencionadas por Berlín, con una sustancia neurotóxica de tipo Novichok, creada en la época soviética para fines militares y que ya fue utilizada contra el exagente doble ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia en 2018 en Inglaterra.

Navalni, conocido por sus investigaciones sobre la corrupción en la élite política rusa, se sintió mal el 20 de agosto durante un vuelo y fue ingresado urgentemente en un hospital de Omsk, en Siberia. Dos días más tarde, fue trasladado a Berlín, a instancias de su familia.

El pulso entre Berlín y Moscú se endureció el domingo, cuando Alemania dio un ultimátum a Rusia, otorgándole un plazo de algunos día para aclarar «qué fue lo que ocurrió».

Todos los intentos de asociar a Rusia, de alguna manera, con lo sucedido son inaceptables

«Todos los intentos de asociar a Rusia, de alguna manera, con lo sucedido son inaceptables para nosotros, son absurdos», dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Esta declaración tiene lugar en un momento en que aumentan los llamados a sancionar a Rusia por parte de Occidente, de lo que no quedan excluidas las consecuencias para el proyecto del gasoducto Nord Stream 2, si Moscú no proporciona las respuestas esperadas sobre el envenenamiento.

Por su parte, el gobierno británico convocó este lunes al embajador de Rusia en Londres para transmitirle su «profunda preocupación por el envenenamiento» del opositor Alexéi Navalni, anunció el canciller Dominic Raab, cuyo país vive una creciente tensión diplomática con el Kremlin.

Raab juzgó que es «muy difícil» pensar en otra explicación «plausible» que la de una «implicación del Estado ruso».

«Es completamente inaceptable que se haya usado un arma química prohibida y Rusia debe hacer una investigación completa y transparente«, afirmó el canciller en Twitter en referencia al agente neurotóxico

AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *