El elefante que será libre tras pasar casi toda su vida encadenado


Kaavan —que ha sido considerado ‘el elefante deprimido’ por haber vivido parte de sus 35 años solo y aislado—, dejará el zoológico de Islamabad, Pakistán, luego de que en mayo un Tribunal  dictaminara que el animal debía ser trasladado a un santuario.

Estos detalles de la historia de Kaavan y su más reciente desenlace han sido documentados durante años por varios medios de ese país de medio oriente y por Four Paws, una organización internacional de rescate animal .

Y es que la capital pakistaní se había convertido en su hogar luego de que, siendo siendo todavía una cría, Sri Lanka, un país al sur de la India,  se lo regalara en 1985 a Pakistán como un regalo diplomático.

(Vea también: Los conmovedores monos que abrazan a su hermano con síndrome de Down).

Ya en Pakistán, Kaavan llegó a su adultez en paupérrimas condiciones y con un único consuelo: la compañia de Saheli, una elefanta que estuvo con él desde 1990 hasta su muerte, por gangrena, en 2012.

Debido a que los elefantes son animales sociales, el deceso de Saheli empeoró la calidad de vida del Kaavan. El animal terminó siendo encadenado por tres años. Una medida que hizo que se deprimiera. 

(Le puede interesar: Llegan toneladas de alimentos al zoológico de Barranquilla).

Según se dio a conocer en su momento,  la indignación causada por el encadenamiento hizo que, en 2015, el zoológico lo dejara rondar por su recinto que, sin embargo, nunca fue particularmente extenso.

Elefante Kaavan

Kaavan lleva ocho años completamente aislado de otro miembro de su especie.

Foto:

Aamir Qureshi. AFP

La liberación

Si bien la liberación de  Kaavan se venía solicitando desde 2016, esta también se enmarca en la polémica por maltrato animal que en mayo sacudió a todo el zoológico de Islamabad y que llevó a varios a animalistas a protestar contra la gestión del lugar.

A raíz de ello, a principios de septiembre el Tribunal Supremo de Islamabad ordenó el cierre del establecimiento y el traslado de varios de los animales allí exhibidos, incluido Kaavan.

Varios medios internacionales han denominado a Kaavan como el ‘último elefante de Pakistán’ porque ese país no tiene esa especia como endémica

Sin embargo, según informó Four Paws, desde mayo murieron dos leones, seis cachorros de león y varias avestruces que no pudieron resistir el largo proceso que suele necesitarse para reubicar a un animal.

De hecho, solo hasta el viernes 4 de septiembre Kaavan fue sometido a un procedimiento de rutina por veterinarios de Four Paws para determinar su estado de salud. Se supo que sufre de obesidad y tiene problemas en las patas por el peso.

(Le puede interesar: Día Mundial de los Elefantes el 12 de agosto: en Asia continúan las crueles prácticas).

A pesar de esto, Amir Khalil, uno de los veterinarios que examinó al paquidermo, dijo que «en general, los resultados de sus muestras de sangre son buenos (…) y permiten que sea trasladado».

Elefante Kaavan

La organización Four Paws coordinara el traslado de Kaavan que fue posible gracias a la ayuda de animalistas alrededor del mundo y hasta de la cantante Cher, quien apadrinó la causa.

Foto:

Aamir Qureshi. AFP

Por eso, según conoció ‘El País’, de España, el próximo paso para que este elefante asiático inicie su nueva vida es construir un cajón de su tamaño al que tendrá que acostumbrarse. Cuando lo haga podrá llegar a su nuevo y definitivo hogar: un santuario natural ubicado en Camboya (país de Asia). 

(Le recomendamos leer: 12 elefantes han muerto envenenados en parque de Zimbabue).

Allí, podrá vivir lo que le reste de su vida. Pero se prevé que sus años en libertad serán menores que los que pasó encadenado en Pakistán. Esto debido a que la esperanza de vida de los elefantes asiáticos es de 50 años, según el Parque zoológico nacional Smithsoniano. 

Y Kaavan ya casi roza los 40.

Tendencias EL TIEMPO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *