Con juicio a Vizcarra, Perú suma dos décadas de crisis políticas


El juicio de destitución por “incapacidad moral” contra el presidente de Perú, Martín Vizcarra, quien se salvó en la noche del viernes de ser removido de su cargo por el Congreso, es el último episodio de dos décadas de escándalos políticos que han marcado la historia de ese país latinoamericano.

(Le puede interesar: Las claves del juicio en contra del presidente peruano Vizcarra

Vizcarra fue puesto en el banquillo en un juicio exprés, después de que se conocieron tres audios que supuestamente revelaban que el mandatario había ocultado o mentido sobre su participación en la contratación de un cantante en el Ministerio de Cultura.

Una acusación que lo dejaba mal parado, pues su bandera desde que llegó al poder, en marzo de 2018, tras la renuncia de su antecesor, Pedro Pablo Kuczynski, ha sido la de la lucha contra la corrupción.

Pero, además, no se trataba de la primera crisis que enfrentaba el mandatario. Sus roces con el Congreso peruano ya habían quedado en evidencia en el pasado.

En septiembre de 2019, por ejemplo, el presidente peruano optó por disolver el Legislativo, una decisión que llegó después de que este se negó a apoyar sus reformas anticorrupción y la propuesta para adelantar las elecciones del 2021 con las que pretendía zanjar las diferencias políticas entre los dos poderes.

(Lea también: Presidente Vizcarra se salva de ser destituido por el Congreso de Perú

Pedro Pablo Kuczynski

Pedro Pablo Kuczynski, presidente de Perú entre 2016 y 2018, fue detenido por presunta corrupción ligada a la empresa brasileña Odebrecht.

Foto:

Luka González / AFP

Y aunque Vizcarra salió bien librado, la crisis e incertidumbre que generó su juicio político en Perú se suma a la larga lista de crisis que se han registrado en ese país, y que comenzaron en el 2000, cuando el entonces presidente, Alberto Fujimori, fue destituido por el Congreso, después de que se fugó a Japón y renunció a través de un fax, en medio de un escándalo de corrupción.

Fujimori, quien estuvo 10 años en el poder, fue condenado en el 2009 a 25 años de cárcel por corrupción y violaciones de derechos humanos bajo su gobierno.

(Le puede interesar: Otros expresidentes bajo sospecha por los sobornos de Odebrecht) 

A esa polémica se sumaron más tarde las del exmandatario Alejandro Toledo, quien en junio del 2003 terminó declarando un estado de emergencia para lidiar con las huelgas que por varias semanas paralizaron al país, una decisión que terminó con la renuncia de su gabinete. Seis meses más tarde, y ante la necesidad de frenar un escándalo sexual que involucraba a su primera ministra, Beatriz Merino, Toledo les pidió la renuncia a todos sus ministros.

expresidentes con Odebrecht 6

Alejandro Toledo, presidente de Perú de 2001 a 2006.

Foto:

Eduardo Muñoz / EFE

Pero los escándalos no pararon ahí. Su sucesor, Alan García –que regresó al poder en 2006 pese las críticas en su contra por su primer gobierno (1985-1990), marcado por la corrupción–, también estuvo rodeado de una fuerte polémica cuando, en 2008, su gabinete renunció para impedir la aprobación de un voto de censura por concesiones a la compañía noruega Discover Petroleum.

Los escándalos también salpicaron el gobierno de Ollanta Humala, quien se convirtió en 2011 en el primer gobernante izquierdista en Perú en 36 años.

(Lea también:Suicidio de García no detendrá investigación de Odebrecht: fiscal

Su primer año de presidencia estuvo marcado por docenas de conflictos sociales que dejaron varios muertos y que lo llevaron a declarar tres veces el estado de emergencia. En marzo de 2015, Humala tuvo que enfrentar la crisis que estalló cuando el Congreso removió a su primera ministra, Ana Jara, por denuncias de que la agencia nacional de inteligencia había espiado a legisladores, periodistas, líderes empresariales y ciudadanos comunes por años.

Ollanta Humala

El expresidente peruano Ollanta Humala saluda a los medios tras salir de la prisión de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía (Diroes) en Lima (Perú).

Foto:

EFE / Ernesto Arias

Por su parte, Kuczynski se enfrentó desde 2017 a investigaciones por sus posibles vinculaciones en el gran escándalo de la constructora brasileña Odebrecht, acusado de pagar millones de dólares en sobornos a funcionarios y políticos peruanos entre 2005 y 2014.

El exmandatario superó una votación de destitución en el Congreso en diciembre de 2017, gracias al apoyo de una decena de legisladores liderados por Kenji Fujimori, hermano de la líder opositora Keiko Fujimori.

(Lea también: Excarcelan a Keiko Fujimori tras permanecer tres meses en prisión

Pero la polémica no quedó ahí. Días después de la votación en el Legislativo, Kuczynski indultó a Alberto Fujimori, lo que llevó a miles de peruanos a protestar. En marzo de 2018, un día antes de una segunda votación en el Congreso para su destitución, Kuczynski renunció. En octubre de ese año, la justicia anuló el indulto a Alberto Fujimori.

Keiko

La excandidata a la presidencia de Perù, Keiko Fujimori.

Los escándalos también han tocado a los expresidentes tras su salida del poder.
Además de Kuczynski, Toledo, García y Humala han enfrentado investigaciones por el caso Odebrecht, así como Keiko Fujimori, en libertad condicional.

(Le puede interesar: La nueva crisis política que enfrenta Perú en medio de la pandemia

García se suicidó antes de ser detenido en 2019; Toledo fue arrestado en EE. UU. y está a la espera de extradición; Kuczynski está en prisión domiciliaria, y Humala y su esposa, Nadine Heredia, pagaron nueve meses de prisión preventiva. Justo este viernes, la justicia peruana ordenó arresto domiciliario para la ex primera dama.

REDACCIÓN INTERNACIONAL*
*Con AFP 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *