Desmanes en Chile durante conmemoración del estallido social de 2019


Decenas de miles de personas se reunieron el domingo en la céntrica Plaza Italia de Santiago para conmemorar un año del inicio de las protestas sociales en Chile, en un clima mayoritariamente festivo opacado por el incendio de dos iglesias, saqueos, y otros incidentes violentos. El balance fue de un muerto en un tiroteo, al menos 643 detenidos, 116 agentes heridos.

Gran parte de la manifestación se desarrolló de manera pacífica, pero al caer la noche los incidentes fueron ganando intensidad en las inmediaciones de esta plaza, epicentro de las protestas que estallaron el 18 de octubre de 2019.

(Lea tambien: Izquierda chilena conmemora 50 años del triunfo electoral de Allende)

Una iglesia consumida por el fuego, y otra muy dañada fue el resultado de los ataques violentos realizados por grupos de encapuchados mientras del otro lado de la manifestación familias completas bailaban y celebraban.

En otros sectores de la capital atacaron una comisaría, saquearon una farmacia y hubo enfrentamientos entre la policía y manifestantes violentos.

En el centro de la ciudad, la pequeña iglesia de la Asunción, construida en 1876, resultó completamente destruida
. Cuando su cúpula cayó en llamas tras el colapso de la estructura, varios manifestantes celebraron.

Otro templo fue saqueado e incendiado, los bomberos controlaron las llamas pero luego se reactivó y su campanario ardía.

(Lea también: Campaña para el plebiscito en Chile arranca en medio de la pandemia)

Desde temprano, los manifestantes llegaron hasta la Plaza Italia, rebautizada por los manifestantes como “Plaza de la Dignidad”, para conmemorar el día en que “Chile despertó”, como afirman los manifestantes, pero también para volver a reencontrase en una masiva protesta tras meses de pausa por la pandemia.

La manifestación tuvo lugar una semana antes del histórico plebiscito que consultará a los chilenos si cambian o no la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), un triunfo para el movimiento social que surgió en las calles de Chile justo hace un año.

“Vengo a celebrar algo que nunca imaginé que iba a pasar en Chile después que recuperamos la democracia”
, dijo a la AFP Olga Neira, una médica de 68 años que asistió a la manifestación con su hija.

“Somos un país con condiciones para tener pensiones dignas para los adultos mayores, sueldos más dignos y dejar un mejor país a mi nieto. Esto es hermoso y el domingo que viene, ¡mejor todavía!”, dijo segura de que ganará el “Apruebo” en el referéndum.

Si bien la Policía custodiaba desde temprano el lugar, a medida que fue creciendo el número de manifestantes se retiraron de la simbólica plaza, tapizada de carteles y banderas.

Solo al caer la noche, volvieron algunos efectivos. “Es hermoso, muy bueno y positivo (…) El pueblo de Chile se tiene que unir y tenemos que creer en que nosotros podemos hacer las cosas”, dijo a AFP Viviana Donoso, una manifestante de 43 años.

(En otras noticias: Embajador de Chile en Colombia sufre intento de robo en Bogotá)

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, se pronunció ayer respecto a los desmanes: “Vimos a una minoría de delincuentes que desató una ola de violencia, saqueos y vandalismo (…) La inmensa mayoría de los chilenos queremos vivir en democracia y paz”.

AFP Y EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *