¿Por qué los grupos terroristas insisten en utilizar la decapitación?


Samuel Paty, un profesor de Historia y Geografía de 47 años  fue decapitado en plena calle el pasado viernes por la tarde, cerca de la escuela donde trabajaba, en Conflans-Sainte-Honorine, cerca de Paris.

El docente había enseñado caricaturas de Mahoma a sus alumnos y se presume que por esta razón fue víctima de un «atentado terrorista islamista», como lo señaló el presidente Emmanuel Macron.

El caso, por el que ya las autoridades francesas actuaron, ha sido conocido y ha causado conmoción y descontento internacionalmente. Pero ¿por qué, como con Paty, se utiliza la decapitación en los actos terroristas? expertos hablaron con EL TIEMPO para responder a este interrogante.

(Le puede interesar: Ataque con cuchillo en París cerca de exsede de Charlie Hebdo)

Para empezar, Janiel Melamed, especialista en derecho penal y docente en la Universidad del norte, recuerda que «si bien hay muchas definiciones sobre lo que es terrorismo, podríamos entenderlo como una conducta que a través de la violencia, o la amenaza del uso de la violencia, busca coercionar».

Lo anterior con el fin de que variados sujetos, como pueden ser las autoridades de un estado, un organismo multilateral, un colectivo o un individuo, «hagan algo o se abstengan de hacer algo que el perpetrador o perpetradores consideran un objetivo fundamental».

¿Cuáles son las razones de los actos terroristas?

El abogado afirma que existen «distintas motivaciones y plataformas ideológicas que motivan el accionar terrorista a nivel colectivo o individual» y pone como ejemplo las «aspiraciones nacionalistas, plataformas revolucionarias y narcotraficantes, de extremismo religioso, secesionistas» y el «terrorismo de promoción estatal».

El terrorismo se diferencia de otras formas de violencia porque está dirigido a civiles y porque busca «generar pánico y una gran audiencia (….) un gran cubrimiento mediático», de acuerdo a Melamed.

(Lea aquí: La torre Eiffel fue evacuada por una alerta de bomba)

¿Por qué se recurre a la decapitación?

César Álvarez, docente de Estudios del Terrorismo en la Charles Sturt University en Australia, explica que utilizar la decapitación, especialmente por parte de un grupo terrorista asociado a una interpretación extremista del Corán, puede tener distintas razones.

La primera de ellas se liga al ámbito religioso y teológico, que le permite a los terroristas encontrar una justificación para llevar a cabo acciones violentas. Algunos versos incluidos en libros sagrados, principales y complementarios, del Islam «le permiten, infortunadamente, por una equivocada interpretación, (…) a los terroristas encontrar un sustento (…) para llevar a cabo esas actividades», dice Álvarez.

Ahora con el mapa terrorista donde aparece Al Qaeda y el Estado Islámico, (..) esta táctica es muy llamativa para atraer a jóvenes y nuevos militantes

Este experto señala que al hablar de dicho tema, es necesario pensar «no solo el sustento que le permite la mala interpretación de los libros sagrados a los terroristas sino también en el simbolismo que le permite el uso de la espada», pues a su parecer es una representación importante dentro de la religión.

(Lea también: Atentado contra vicepresidente afgano deja 10 muertos y 15 heridos)

Atentado contra vicepresidente afgano deja 10 muertos y 15 heridosEn segundo lugar, las decapitaciones juegan un papel crucial para involucrar a personas en los grupos terroristas.

«El reclutamiento es (un factor) muy importante (…) Ahora con el mapa terrorista donde aparece Al Qaeda y el Estado Islámico, (…) esta táctica es muy llamativa para atraer a jóvenes y nuevos militantes», dice Álvarez y añade que la utilización de la decapitación «se vino en alza» desde el conflicto de Irak en el año 2003.

Es un mecanismo de propaganda muy fuerte

Para explicar la tercera razón, Álvarez menciona el caso del periodista norteamericano James Foley, que fue secuestrado mientras cubría la guerra en Siria y, como lo escribió la BBC en una publicación de 2018, fue decapitado por un militante del Estado Islámico.

«Es un mecanismo de propaganda muy fuerte (…) La táctica de llevar a cabo ataques terroristas masivos, como decir del (atentado) 9-11, atrajo toda la atención del mundo (…) eso tiene un impacto mediático muy fuerte», insiste Álvarez.

(Además: Condenan a 40 cadenas perpetuas al autor de atentado en una discoteca)

Según Melamed, en particular, el acto de terrorismo del fue víctima Paty, su decapitación buscó «no solo proporcionar una muerta horrenda, sino también enviar un mensaje de advertencia en clave disuasiva».

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con información de agencias

Le puede interesar

– ¿Cómo influye la pandemia en las grandes guerras del mundo?

– Encuentran bomba de la II Guerra Mundial en playa de Inglaterra

– Tras cinco años, Francia conmemora el atentado de Charlie Hebdo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *