Así buscan Francia y Reino Unido evitar nuevamente un repunte de casos


Con el fin de año y la navidad acercándose, países de Europa empiezan a anunciar planes de relajación de las medidas contra el coronavirus. Entre ellos están Reino Unido, que registra 1.531.281 contagios y 55.327 fallecidos desde el inicio de la pandemia, y Francia, que resulta más afectada con 2.195.940 casos y 49.312 muertes, según datos de este martes de la Universidad Johns Hopkins.

Aunque la presidencia francesa anunció que no se contempla aún un desconfinamiento, habrán unas restricciones más flexibles, mientras que en Reino Unido estas serán aplicadas a nivel local. Aquí le explicamos con detalle los cambios que se esperan en medio de la lucha contra el virus en estos dos países.

(Le puede interesar: Francia supera pico de segunda ola de covid-19, según agencia de salud)

¿Cuáles son los principales cambios y qué se busca con ellos?

En Reino Unido el confinamiento, que inició el pasado 5 de noviembre, termina este 2 de diciembre, lo que dará paso a un sistema de restricciones locales, según explicó el primer ministro, Boris Johnson. «El número de nuevos casos se está desacelerando», afirmó Johnson.

El número de nuevos casos se está desacelerando

El objetivo es permitir que durante unos días en torno a las navidades las restricciones puedan relajarse para que las familias se vean, aunque con prudencia.

«No puedo decir que la Navidad será normal este año, pero en un período de adversidad, el tiempo que se pasa con los seres queridos es aún más valioso», afirmó Johnson.

Así, las cuatro naciones que forman el país —Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte— buscan coordinar sus políticas para que las familias puedan viajar en ese periodo.

(Además: Bolsonaro llama ‘maricas’ a quienes temen al covid-19)

No puedo decir que la Navidad será normal este año, pero en un período de adversidad, el tiempo que se pasa con los seres queridos es aún más valioso

Francia, uno de los países más golpeados por la pandemia en Europa, parece haber superado el pico de la segunda ola de covid-19, según la agencia francesa de salud, que nota una desaceleración en el número de casos.

Se espera que el presidente Emmanuel Macron anuncie este martes su estrategia para levantar gradualmente las restricciones impuestas para luchar contra el coronavirus, a la espera de poder contar con una vacuna.

Se prevé que se aplique una estrategia de flexibilización de las restricciones en tres etapas: la primera comenzará alrededor del 1 de diciembre, la segunda antes de las vacaciones de Navidad para que las familias puedan reunirse y la tercera a inicios de 2021.

(Lea aquí: OMS cree que es posible abrir los colegios y evitar el confinamiento)

Emmanuel Macron

El presidente francés, Emmanuel Macron.

Foto:

Guilaume Horcajuelo. AFP

¿Se reabrirá el comercio?

En Inglaterra, aunque se quiere impulsar la ya castigada economía en las semanas previas a Navidad no todos los comercios, bares y restaurantes podrán volver a abrir.

El nuevo sistema de restricciones basado en tres niveles reforzará las medidas establecidas antes de este segundo confinamiento y más zonas deberían entrar en un nivel elevado aunque no se conocerá hasta este jueves dónde se sitúa cada una.

En el nivel de alerta 1 se instará a los británicos a trabajar desde casa.
En el 2 permanecerán cerrados los bares y pubs que no sirvan comidas. Y en el 3 no podrán abrir los hoteles y los restaurante solo podrán servir comidas para llevar.

Del mismo modo, tras muchos meses jugando a puerta cerrada, los eventos deportivos —así como las actuaciones en vivo— podrán volver a recibir espectadores, pero con un límite de entre 1.000 y 4.000 personas y solo en las zonas del país donde los contagios sean más bajos.

(Lea también: Alemania espera empezar su plan de vacunación en diciembre)

Según lo que anticipó el ejecutivo, en Francia los comercios no esenciales, como las librerías, jugueterías o tiendas de ropa, volverán a abrir a principios de diciembre, o incluso el último fin de semana de noviembre, un período considerado crucial para las ventas de Navidad.

También reabrirán entorno a la misma fecha los clubes deportivos —pero únicamente para los menores— y los lugares de culto. Los cines, teatros y museos podrían también volver a abrir sus puertas pronto, al menos parcialmente.

En cambio, los restaurantes y bares, cerrados desde hace varias semanas, no podrán abrir de inmediato.

¿Hay esperanza en controlar el virus con pruebas y vacunas?

En Reino Unido el desconfinamiento irá además acompañado de un programa de detección rápida y masiva de la población en las zonas de alerta «muy alta», siguiendo el ejemplo de un experimento llevado a cabo en Liverpool, en el noroeste de Inglaterra.

Desplegado progresivamente, este sistema tiene como objetivo final que los contactos de un caso positivo pueden ser sometidos a tests diarios en lugar de tener que permanecer 14 días en cuarentena. Y un cierto retorno a la normalidad a la espera de una vacunación masiva.

(Le recomendamos: El peligro de un ‘apartheid’ en la lucha por las vacunas)

Hemos girado una esquina y se vislumbra la vía de salida

«Hemos girado una esquina y se vislumbra la vía de salida», pero «debemos resistir contra el virus hasta que las pruebas y las vacunas vengan a nuestro rescate y reduzcan la necesidad de restricciones», afirmó el primer ministro británico.

Johnson se congratuló también de los «avances científicos» que permiten vislumbrar esa luz al final del túnel en los próximos meses.

El primero es el anuncio hecho este martes por el laboratorio británico AstraZeneca sobre la alta eficacia de la vacuna de covid-19 que desarrolla con la Universidad de Oxford: 70% de media y en algunos casos hasta el 90%.

El Reino Unido, que apuesta muy fuerte por este proyecto, tiene reservadas 100 millones de dosis de esta vacuna que, según el director ejecutivo de AstraZeneca, solicitará rápidamente la aprobación de las autoridades sanitarias.

(Lea aquí: ONU busca reclutar aerolíneas para entregar vacunas a países pobres)

Si logra la luz verde a tiempo, Londres quiere empezar a distribuirla en diciembre aunque reconoce que el grueso de la vacunación se realizaría entre enero y marzo.

Boris Jhonson

El primer ministro británico, Boris Johnson.

En Francia, es posible que Macron también se refiera a las líneas generales de su estrategia de vacunación para la población francesa, tras el anuncio este lunes de una tercera vacuna, «efectiva» en un 70% de media, por el laboratorio británico AstraZeneca.

«Hay un gran desafío logístico en el despliegue de las vacunas a tiempo en todo el país. No tenemos derecho al error», afirmó el presidente del consejo científico que asesora al gobierno francés.

REDACCIÓN INTERNACIONAL

*Con información de AFP y EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *