Legislativas en Venezuela, marcadas por irregularidades


Las elecciones parlamentarias de este domingo 6 de diciembre, en Venezuela, serán el colofón de un proceso plagado de irregularidades.

“Desde la elección misma del Consejo Nacional Electoral (CNE), las irregularidades han sido muy frecuentes y sin ningún pudor”, asegura a este diario uno de los directores del Observatorio Electoral Venezolano (OEV), José Ignacio Ávalos, quien en su recuento enumera otros aspectos como el inicio a destiempo de la campaña por parte del cuestionado mandatario Nicolás Maduro, el uso de transmisiones conjuntas de radio y televisión –las denominadas cadenas– para este fin, el abuso de recursos públicos, entre otros.

(Lea también: ¿Qué pasará con la oposición en Venezuela tras las elecciones?)

El pasado domingo, cuando faltaban apenas siete días para la celebración de los comicios, el cuestionado CNE dio a conocer oficialmente que más de 100 centros electorales alrededor del país serían reubicados, como ya se había hecho con otros 200 en octubre. Organizaciones locales como Súmate calificaron esta acción, que ha ocurrido en procesos electorales previos, también a última hora, como un “irrespeto” a los electores.

“Hay veces, y uno no quiere ser mal pensado, que se hace para desorientar, no por razones logísticas, de ver cómo se organiza mejor la concentración de centros electorales para que vote la gente con más eficacia y comodidad, sino que se hace para confundir”, lamenta Ávalos.

Más recientemente, este lunes, el número dos del chavismo, Diosdado Cabello, y quien es uno de los candidatos del oficialismo para esta elección, envió un mensaje contundente a los votantes, en el marco de un acto de campaña en el estado Bolívar: “El que no vota, no come. Para el que no vote, no hay comida”.

El denominado Observatorio contra el Fraude de la Asamblea Nacional encabezada por Juan Guaidó había denunciado antes que los candidatos a diputados usaban las cajas de alimentos subsidiados de los denominados Clap para hacer campaña y captar votos en 55,6 por ciento de los municipios del país.

Desde la elección misma del Consejo Nacional Electoral (CNE), las irregularidades han sido muy frecuentes y sin ningún pudor

Nicolás Maduro

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó esta semana que daría premios a las comunidades con mayor participación en las legislativas.

Foto:

Prensa Miraflores. EFE

Ávalos enmarca las infortunadas palabras de Cabello en la utilización del clientelismo político en favor de los candidatos del oficialismo.

Todo eso forma parte de la presión ilegal, ilegítima, de un sector, en este caso el sector político gubernamental, para presionar por el voto favorable”, dijo quien fuera rector del CNE en 2002.

(Le puede interesar: Los desafíos para la consulta popular de la oposición en Venezuela)

De allí que no dude en afirmar que lo que se juega el domingo no será un partido “limpio”.

Vamos a un proceso muy irregular, lo digo lamentablemente porque las elecciones bien hechas sirven mucho para resolver la crisis política, pero la gente tiene muchas dudas”, agrega.

Una encuesta de la firma Meganálisis, que fue divulgada el pasado viernes, reveló que la intención de voto para este proceso es de apenas 13,79 por ciento. Otras firmas hablan de alrededor de 30 por ciento.

Todo eso forma parte de la presión ilegal, ilegítima, de un sector, en este caso el sector político gubernamental, para presionar por el voto favorabl

Campaña legislativa en Venezuela

Seguidores de Nicolás Ernesto Maduro Guerra, hijo del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro Moro, hacen campaña para las legislativas del 6 de diciembre.

Foto:

Cristián Hernández. AFP

Sin embargo, y pese a no haber sido acreditados por el órgano electoral para participar como veedores del proceso, Ávalos informó que el OEV se prepara para observar el proceso de este domingo, con los 400 colaboradores que tienen desplegados en todo el país.

Extraoficialmente, se conoció que otras seis organizaciones locales sí fueron acreditadas por el órgano electoral, tardíamente, para participar como veedores del proceso, pero esto aún no ha sido informado por el CNE.

A pesar de esto, el CNE dijo que “diversas” ONG participaron en la auditoría de producción de máquinas de votación, efectuada el pasado 15 de noviembre. El profesor Castellanos destaca que, sin embargo, y aunque voceros de dichas ONG declararon a la prensa oficial sobre este proceso, sus nombres no aparecen reflejados en las actas.

Están tratando de demostrar que, en efecto, han participado, que han tenido algún tipo de intervención en la auditoría, lo cual no ha ocurrido, primero por lo tardío en su acreditación y, segundo, porque nunca se invitaron desde que comenzó a hacerse todo lo que tiene que ver con la auditoría de sistema automatizado”, dijo Castellanos a EL TIEMPO.

(Lea aquí: Puntos claves para entender las elecciones parlamentarias en Venezuela)

Expertos advertían que la observación de esta fase del proceso era importante porque tanto el software como el hardware que se emplearán en esta elección son nuevos.

De hecho, es en este aspecto, del sistema automatizado, donde, a juicio de este especialista, persisten la mayor cantidad de dudas de cara a este proceso, a menos de una semana de su realización. Entre ellas destaca el desconocimiento sobre la cantidad de máquinas habilitadas para la elección y sobre la empresa responsable de la automatización del voto.

Hasta el momento, solo una organización, el Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (Ceela), ha sido acreditada como veedora electoral internacional. Son los únicos que han podido participar desde el inicio de las auditorías, incluso antes de estar acreditados, como remarca Castellanos. Expertos como él, sin embargo, han considerado a sus miembros «parcializados» hacia el oficialismo.

Todo esto, a su juicio, se suma a la reciente disminución de los centros de votación y a irregularidades en la activación del plan de fiscalización de la campaña, la cual inició el pasado 3 de noviembre, pese a que los expertos insistían en que lo recomendable era disminuir su tiempo de duración y realizarla en modalidades más coherentes con el contexto pandemia. No fue sino hasta el pasado 24 de noviembre cuando el CNE hizo mención del mencionado plan en sus redes sociales.

(En otras noticias: Maduro publica su número y pide que lo agreguen a grupos de WhatsApp)

Para Castellanos, todo formaría parte de una última etapa de política comunicacional del CNE en el marco de las parlamentarias: “Están intentando darle (al proceso) un velo de legalidad y de formalidad que no tiene”.

Lea también

– Maduro dice que tiene una supuesta molécula que ‘elimina’ la covid-19

 ¿Qué busca Maduro con las elecciones legislativas del 6 de diciembre?

– ‘El que no vota, no come’: Diosdado Cabello

ANDREÍNA ITRIAGO
Corresponsal de EL TIEMPO
CARACAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *