La carrera global por empezar a inmunizar


El presidente ruso, Vladimir Putin, pidió a las autoridades sanitarias que comiencen a finales de la próxima semana las vacunaciones “a gran escala” contra el coronavirus.

“Les pediría que organicen el trabajo para que a finales de la semana que viene comencemos la vacunación a gran escala”, declaró el mandatario en una videoconferencia, dirigiéndose a su vice primera ministra, a cargo de la Salud, Tatiana Golikova, estimando que “la industria y las infraestructuras están listas”.

“Sé que más de 2 millones de dosis ya se han producido o serán producidas en los próximos días”, añadió el presidente ruso, precisando que “los grupos de riesgo, médicos y profesores” serán vacunados primero.

(Lea también: Colombia alista compra de 10 millones de dosis de la vacuna de Pfizer)

La vacuna Sputnik V, desarrollada por el centro de investigación Gamaleia de Moscú, se encuentra en la tercera y última fase de ensayos clínicos con 40.000 voluntarios. Sus creadores afirman que es eficaz al 95 por ciento.

A finales de noviembre, las autoridades anunciaron que habían comenzado a vacunar a los militares rusos. Más de 400.000 de ellos deben ser vacunados y 80.000 lo serán antes de finales de año. Las vacunas, que no serán obligatorias, serán gratuitas para los rusos, dijeron las autoridades.

Por su parte, la Unión Europea (UE) justificó  su lenta marcha hacia la autorización de una vacuna contra el covid-19, después de la luz verde de las autoridades británicas a la producida por el laboratorio Pfizer/BioNTech.

(Le recomendamos: ‘Sin este proyecto, el Gobierno no podrá comprar la vacuna’: Ferro)

“Lo importante no es ser el primero (en la aprobación), sino tener una vacuna que sea segura y eficaz”, dijo el ministro alemán de Salud, Jens Spahn, durante una videoconferencia con sus homólogos de la UE.

Los países de la UE aún aguardan una decisión de la Agencia Europea de Medicamentos (AEM), que estaba basada en Londres hasta el año pasado, pero fue transferida a Ámsterdam (Países Bajos) como parte del proceso del brexit, como se conoce la salida del Reino Unido de la comunidad.

Ahora, mientras los países de la UE esperan la autorización de una vacuna por parte de la AEM, Hungría ya comenzó a recibir dosis de la vacuna rusa Sputnik, en una decisión que generó preocupación en Bruselas.

Lo importante no es ser el primero (en la aprobación), sino tener una vacuna que sea segura y eficaz: Jens Spahn

Spahn adelantó que habría una reunión con la AEM el 11 de diciembre para evaluar el progreso antes de tomar una decisión sobre cuál de las vacunas competidoras sería licenciada.

De otro lado, la administración del presidente Donald Trump planea concluir para fines de febrero la vacunación contra la covid-19 a 100 millones de personas en EE. UU., o alrededor del 40 por ciento de los adultos del país, según anunció Moncef Slaoui, alto funcionario de la denominada Operación Warp Speed del Gobierno.

A partir de diciembre, 40 millones de dosis de las vacunas elaboradas por la sociedad Pfizer/BioNTech y por el laboratorio Moderna vacunarán a 20 millones de personas, ya que cada vacuna se realiza en dos dosis espaciadas con tres o cuatro semanas de diferencia, respectivamente, dijo Slaoui.

(Sobre el avance de la vacuna: Con la BNT162b2 se inicia la era de las vacunas contra el covid-19)

Además, el Gobierno de México dijo que firmó un acuerdo con la farmacéutica Pfizer para adquirir 34,4 millones de vacunas.

AGENCIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *