Putin dejaría el poder en 2023, según exjefe de inteligencia británico

El exjefe del Servicio Secreto de Inteligencia británico, Sir Richard Dearlove, aseguró recientemente que el presidente ruso, Vladimir Putin, dejará de ser el máximo líder de su país en el año 2023.

A través de su podcast ‘One Decision’, Dearlove dijo: «Creo que se habrá ido para 2023, pero probablemente al sanatorio, del que no saldrá como líder de Rusia».

Dearlove explicó que debido a los rumores de que Putin está gravemente enfermo, «un método para hacer avanzar las cosas sin necesidad de un golpe de Estado violento sería internarlo en un hospital de larga duración para enfermos incurables».

A pesar de que la salud de Putin se ha tratado con mucho hermetismo desde Moscú, en las últimas semanas se conoció que el líder ruso padece un cáncer de tiroides, por lo que mantiene las 24 horas del día bajo observación médica.

(Lea también: El plan europeo para desligarse de Rusia con transición energética).

Además, también se ha especulado sobre la posibilidad de que Putin esté sufriendo de Parkinson, ya que en varias ocasiones ha sido grabado intentado controlar movimientos involuntarios de sus extremidades.

Sobre quién sería la persona encargada de sustituir a Putin, el exjefe del Servicio Secreto de Inteligencia británico cree que se trataría de Nikolai Patrushev, secretario del Consejo de Seguridad Nacional y uno de los oficiales de seguridad de mayor confianza del presidente ruso.

Estamos llegando al final de este régimen en Rusia, pero eso no significa que Putin vaya a desaparecer

Con respecto a la invasión de Rusia a Ucrania, el medio de investigación Project, asegura que Putin lanzó esa ofensiva militar sin informarle al pueblo ruso sobre su verdadero estado de salud. “No hay duda de que la operación en Ucrania es una catástrofe”, señaló Dearlove.

(Puede leer: ¿Vladimir Putin es un psicópata? Esto dijo neurocientífico que lo analizó).

El experto en Inteligencia también pronosticó que el régimen ruso estaría llegando a su final debido a la insostenible situación económica generada por las sanciones impuestas por las potencias mundiales por su invasión a Ucrania.

«Estamos llegando al final de este régimen en Rusia, pero eso no significa que Putin vaya a desaparecer… Lo que digo es que en el próximo año, en 18 meses o algo así, va a caer. (…) La economía es un desastre, las sanciones van a empezar a hacer mella en los próximos tres o seis meses, habrá una inflación muy alta y, además, militarmente es un completo fiasco», declaró.

TENDENCIAS EL TIEMPO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.