Familia regresó de vacaciones con el cadáver del padre en su carro

Las vacaciones de los Drapeau, una familia canadiense que estuvo disfrutando de unos días de descanso en Florida, terminaron en desgracia cuando el padre, tras sufrir un presunto ataque cardíaco durante el camino de regreso, no logró llegar con vida a su casa en el municipio de Ormstwon. 

Los Drapeau no contaron con suerte, pues un agente de tránsito les solicitó realizar una inspección rutinaria al vehículo en el puesto fronterizo entre Hemmingford (Quebec) y Mooers (Nueva York). Para sorpresa del agente, no se encontró ni con drogas, tráfico de animales, ni otros movimientos extraños, sino descubrió el cadáver de Fernand Drapeau, que iba sentado en la silla trasera del vehículo.

De inmediato, su esposa y su hijo, que iba conduciendo el carro, fueron interrogados por las autoridades y aseguraron que el hombre comenzó a sentirse enfermo y tuvo una crisis poco después de haber iniciado el viaje de regreso a casa, tal y como lo publicó Le Journal de Montréal.

Adicional a esto, los familiares afirmaron que decidieron seguir su camino con normalidad por dos motivos: por la esperanza de llegar rápido a Canadá y llevarlo a un centro de salud para brindarle atención oportuna y por causa de los costosos gastos que implica una hospitalización en Estados Unidos, así como los costosos trámites a la hora de la repatriación del cuerpo. 

De acuerdo a las cifras del National Business Group on Health, en promedio los costos en atención médica de un ataque al corazón en Estados Unidos pueden llegar al millón de dólares, si el caso es severo. Si la víctima no tiene un seguro médico, el pago debe correr por cuenta de sus acompañantes. 

Mientras los sujetos eran interrogados, al lugar llegó una ambulancia que revisó al padre, de 87 años, y confirmó su muerte, además de comprobar que el cuerpo del hombre no presentaba ningún signo de maltrato ni de violencia y que probablemente habría fallecido dos días antes de su hallazgo. Sin embargo, luego de contar su versión a las autoridades, esposa e hijo fueron dejados en libertad.

Autoridades continúan investigando este caso y esperan los resultados de la autopsia que se le practicará al cadáver para decidir qué hacer con sus familiares.

ELTIEMPO.COM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.