El hombre que reclama la mitad de Facebook y pide asilo en Ecuador

En agosto del año pasado el diseñador informático Paúl Ceglia fue arrestado en Ecuador después de pasar 3 años como fugitivo de la justicia. En 2015, Ceglia huyó de Nueva York cuando enfrentaba un juicio por fraude y extorsión al fundador de Facebook, Mark Zuckerberg.

El nombre de Ceglia coincidencialmente suena en medios después de la captura del fundador de WikiLeaks Julian Assange, y de que le pidiera el gobierno ecuatoriano asilo territorial para evitar su extradición a Estados Unidos, donde teme por su vida.

Su abogado Roberto Calderón dijo que en audiencia el acusado solicitó “que se protejan sus derechos fundamentales, porque él considera que corre riesgo su vida y la de su familia”. La Corte Nacional de Justicia de Ecuador habilitó el pasado 13 de febrero la extradición de Ceglia, acusado en Estados Unidos de un presunto fraude por el caso que lo enfrenta al propietario de Facebook.

Calderón calificó de «coincidencia» el hecho de que Ceglia haya pedido asilo a Ecuador el mismo día en que el Gobierno de Quito retiró ese recurso al periodista australiano Julian Assange, detenido en Londres tras ser llevado del interior de la Embajada ecuatoriana, donde ha permanecido desde 2012. «Es una coincidencia porque se desconocía que iba a ocurrir esto de Assange», señaló el letrado al proponer varias diferencias entre ambos casos.

El caso penal surgió luego de que Ceglia introdujo en el 2010 una demanda civil contra Zuckerberg al afirmar que mientras estudiaba en la Universidad de Harvard, firmó un contrato en 2003 que le dio la mitad de un proyecto de sitio web de redes sociales que luego se convirtió en Facebook.

Paul Ceglia

La foto cedida a Reuters corresponde al año 2010.

Foto:

Reuters

Un episodio ‘de película’

El estadounidense huyó en 2015 de un juicio por presunto fraude electrónico y extorsión al fundador de Facebook, a quien exigió la mitad de la empresa tecnológica por haber colaborado supuestamente en su desarrollo.

Él huyó cuando se encontraba bajo arresto domiciliario, tras librarse del grillete electrónico que le mantenía bajo el control y la custodia de la justicia de su país. Según la cadena británica BBC, Ceglia logró destruir el anillo de rastreo por GPS que tenía en su tobillo y lo dejó colgado en el techo de su casa. Luego escapó con su esposa, sus dos hijos y su perro.

Ese mismo medio narra que en el 2010 el informático mostró como pruebas una serie de correos que intercambió con Zuckerberg, además de un contrato firmado. En la información, según el demandante, envidencia cómo en 2003 ayudó al fundador de Facebook para diseñar y crear la página que luego se convertiría en la popular red social. En su momento, un juez de Nueva York desestimó la demanda y Ceglia sufrió un revés luego de que se declarara que el contrato con Zuckerberg estaba falsificado.

REDACCIÓN APP
*Con información de Efe y Reuters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.