La polémica campaña con cocaína que inició un senador aliado de Trump

Mitch McConnell, el republicano más poderoso del Congreso de Estados Unidos y un aliado del presidente Donald Trump, está recurriendo a la cocaína como estrategia de campaña, pero no precisamente en contra de la droga. De hecho, muchos podrían pensar que es a favor.

Como parte de su estrategia para recaudar fondos, el senador acaba de lanzar a la venta una camiseta en la que se ve su silueta, adornada por un polvo blanco que sería cocaína y con una leyenda en su parte posterior que dice «miembro del Cartel».

La camiseta, que costaría 35 dólares, fue promocionada por su campaña en redes sociales con el siguiente mensaje: «El año pasado nació una leyenda. Has parte de la historia #CocaineMitch».

Pero hay más mucho más tras esta inusual campaña publicitaria que ya desata polémica en EE. UU. al rededor de McConnell, senador por Kentucky y líder de los republicanos en la Cámara Alta.

El año pasado durante la ronda de elecciones primarias del partido, Don Blankenship, un aspirante a la nominación para la curul de Virginia del Oeste en el Senado, la emprendió contra el legislador por considerarlo un fiel representante del «establecimiento republicano», que Trump atacó tanto durante las elecciones del 2016.

McConnell está casado con Elaine Chao, actual secretaria de Transporte e hija de una magnate chino que es dueño de una naviera. Según Blankenship, uno de los barcos del suegro, que ha donado millones a las campañas políticas de McConnell, se vio implicado en un cargamento de cocaína colombiana que iba rumbo a Europa.

De allí surgió el apodo de «Cocaine Mitch» o «Mitch Cocaína» que Blankenship empleó incluso en avisos publicitarios, pero una vez Blankenship perdió las elecciones, McConnell decidió burlarse de su contradictor adoptando el apodo.

En un ‘meme’ difundido por redes sociales en esos días su campaña, utilizó una publicidad de la serie Narcos de Netflix, en la que reemplazan el rostro del actor
que interpreta a Pablo Escobar con una foto de McConnell,
algo que en su momento despertó muchas críticas entre sus detractores, pero que al parecer «pegó» entre
sus simpatizantes y de allí la idea de utilizar ese concepto en las camisetas que
ya han salido a la venta.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington
En Twitter @sergom68

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.