La obra de una colombiana que critica política migratoria de Trump

Un año después de que entrara a regir la política ‘tolerancia cero’ de Donald Trump en Estados Unidos, una activista colombiana hizo una protesta simbólica frente al Capitolio con una escultura que estuvo a la vista de ciudadanos y congresistas estadounidenses que transitaban por la zona.

Se trata de Paola Mendoza, una mujer que desde los 3 años vive en Estados Unidos y quien exhibió frente al poder legislativo una obra de arte que retrata y protesta en contra de esa medida que separa los hijos de los inmigrantes ilegales que ingresan a ese país.

En la obra de Mendoza, una madre trata de alcanzar a su hijo con sus dos brazos. Su pequeño también intenta agarrarla, pero una jaula, en la que está encerrado el menor, los separa. La poderosa exhibición está hecha con 3.000 flores blancas, uno 200 zapatos que representan a los menores separados de sus familias y las cobijas que les dan para cubrirse en las noches.

Paola Mendoza

A la artista le tomó 2 meses construir la obra de arte y 6 semanas tramitar el permiso para exhibirla frente al Capitolio.

Foto:

Cortesía: Chariss May

¿Cómo logró está colombiana exhibir su poderosa protesta simbólica frente al Capitolio ante los ojos de la sociedad estadounidense?

Mendoza ha dedicado su vida profesional a las causas de los migrantes en EE. UU. Desde pequeña, ella y su familia también han vivido el drama que enfrentan miles de personas que llegan a ese país y nunca logran sentirse completamente parte de la cultura.

Cuando salió del colegio dedicó sus esfuerzos a convertirse en una artista. Ha dirigido y escrito para cine y sus temáticas siempre giran alrededor de los inmigrantes, las historias de los indocumentados, la cárcel y la pobreza en Estados Unidos. Así ha logrado ser una activista por esa causa.

Junto a la organización ‘Families Belong Together’, con quien organizó la logística de la exhibición, Paola tramitó los permisos necesarios para que le permitieran montar su instalación artística.

Fue muy importante ponerla en frente del Capitolio. Esto es un proceso de sacar un permiso: es largo y extenso, pero al fin y al cabo es el derecho de la Primera Enmienda, y al fin al cabo salió como debía ser”, le contó a EL TIEMPO Mendoza, quien además explicó que le tomó un lapso de 6 semanas que le aprobaran el permiso.

Además, detalló que el 7 de mayo –día en el que se cumple un año de la política ‘tolerancia cero’- varios congresistas demócratas asistieron al lugar. “Vinieron unos 20 y todos eran demócratas; no apareció ningún republicano”, dijo.

La obra no pasó desapercibida en Estados Unidos. Además de la cobertura que recibió por parte de los medios de comunicación latinos de ese país, varias personalidades políticas mostraron su respaldo a la obra de Paola Mendoza.

La senadora Elizabeth Warren –una destacada política de EE. UU.- escribió lo siguiente a través de su cuenta en Twitter: “Hace un año, la administración Trump empezó su política inmoral de separación de familias. La instalación de la activista y artista @paolamendoza en frente del edificio del Capitolio fue un recordatorio poderoso: no pararemos de luchar hasta que cada familia esté reunida”.

REDACCIÓN APP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.