Manning prefiere la cárcel antes que delatar a Assange

La exanalista militar estadounidense Chelsea Manning dijo no tener intención de responder a las preguntas de la justicia estadounidense sobre el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, aunque ese rechazo pueda enviarla de nuevo a la cárcel.

Manning, quien ya estuvo detenida entre 2010 y 2017 por entregar más de 750.000 documentos diplomáticos y militares a WikiLeaks (cuando era el soldado Bradley Manning), fue encarcelada otra vez el 8 de marzo por negarse a declarar ante el gran jurado que investiga a Assange.

El jueves salió de prisión después de vencerse el mandato del gran jurado que quería interrogarla, pero recibió una nueva convocatoria para el 15 de mayo. Los grandes jurados, ciudadanos elegidos por sorteo, están encargados de investigar en la mayor confidencialidad asuntos penales federales de la mayor seriedad. Ya ha sido elegido uno nuevo para proseguir la investigación sobre Assange.

“Me han comunicado que querían hacerme las mismas preguntas (…) Me voy a negar a contestar”, dijo ayer a CNN. “No tengo nada nuevo que decir” y “no me gusta el secreto que rodea a los grandes jurados”, afirmó.

El 11 de abril, Assange fue arrestado en la embajada de Ecuador en Londres, donde se había refugiado durante siete años ante una solicitud de extradición de Estados Unidos.

AFP
Washington

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.