Tras un mes de comicios, Modi celebra su reelección en India

El partido nacionalista hindú Bharatiya Janata Party (BJP) del primer ministro Narendra Modi se proclamó reelegido este jueves tras las masivas elecciones legislativas de India, donde cerca de 600 millones de personas votaron entre el
11 de abril y el 19 de mayo.

«Juntos construiremos una India fuerte e inclusiva», «¡India gana una vez más!»., aseguó en su cuenta de Twitter Modi, el primer ministro de 68 años que cumplirá su segundo mandato tras asumir el cargo en mayo de 2014.

El partido hindú-nacionalista de Modi, también logró una abrumadora victoria en el Parlamento con 300 escaños de los 542 en disputa, una situación poco usual en la política india que suele tornar hacia las coaliciones. Este resultado implicó un récord para el BJP, pues un solo partido no lograba mayoría consecutiva desde 1984. 

Estas fueron las elecciones más grandes del mundo, donde al menos el 67 por ciento de los 900 millones de votantes habilitados acudieron a las urnas entre el 11 de abril y el 19 de mayo. De modo que las elecciones rompieron todos los récords en términos de tamaño y complejidad. Tan solo en maquinaria logística se estima un costo de 7.000 millones de dólares.

Elecciones India

Los votantes muestran sus tarjetas de votación mientras hacen cola para emitir sus votos en un centro de votación durante la séptima y última fase de las elecciones parlamentarias.

A pesar de una extendida estrategia de seguridad, la campaña estuvo plagada de insultos, Modi incluso llegó a ser comparado con Hitler, pues su competencia de 48 años, Ghandi, intentó diversas líneas de ataque señalando presuntos casos de corrupción y quejas de los agricultores por el tibio desempeño de la economía.

Cierto es que el desempleo se aproxima a su punto más alto en cuatro décadas, y la economía se muestra incapaz de generar empleos para los millones de indios que ingresan en el mercado de trabajo a cada año.

Por esto, según Madan Sabnavis, economista jefe de Care Ratings en Bombay, el
mayor reto del primer ministro será brindar oportunidades de trabajo y aumentar los ingresos del atribulado sector rural. «Los desafíos inmediatos son abordar el empleo,
el problema de los ingresos agrícolas y reactivar el sector bancario», señaló Sabnavis.

La minoritaria comunidad musulmana ha expresado temor de ser tratada como ciudadanía de segunda clase

Sin embargo, cumplir con su promesa de unidad será difícil, ya que la campaña de Modi fue a menudo divisiva y los miembros de la minoritaria comunidad musulmana han expresado temores de ser tratados como ciudadanos de segunda clase.

Durante su periodo de mandato, los casos de linchamiento de musulmanes e integrantes de las castas más bajas se han incrementado, creando gran desasosiego en los 170 millones de musulmanes que viven en el país.

Además, su promesa de asumir una posición firme contra un movimiento separatista en la región de Cachemira, de mayoría musulmana, ha aumentado las tensiones con Pakistán, un país que también posee armas nucleares.

Miembros de su partido también piden que tome una línea más dura en materia de seguridad nacional, así como que construya un templo hindú en el sitio donde estaba emplazada una mezquita que fue demolida por una mafia hindú en Ayodhya en 1992. Incluso, Modi ordenó ataques aéreos limitados en territorio de Pakistán (de eficacia cuestionada) y con ello pasó a presentarse como el «guardián» de India.

«Dondequiera que los grupos de terroristas se escondan, nuestras fuerzas de seguridad los van a capturar y sancionar», dijo el primer Ministro. «Cada gota de sangre de nuestros soldados muertos será vengada».

Así, Modi «ha llevado el programa nacionalista hindú a cada hogar. Ha dicho que el país estaba en peligro a causa de Pakistán y la gente lo creyó» dijo Hemant Kumar Malviya, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Varanasi.

AFP y Reuters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.