En España, la izquierda se reafirma

El Partido Socialista Obrero Español (Psoe) ganó las elecciones municipales en España, con lo que reafirma el liderazgo tras la votación presidencial del 28 de abril.

En esta jornada electoral se votó por diputados regionales, concejales y alcaldes. Además, por los eurodiputados al Parlamento Europeo.

Manuela Carmena, de izquierda, pierde la mayoría en Madrid, y la derecha, mediante una coalición, obtiene la alcaldía. En Barcelona, los independentistas se quedan con la capital catalana.

El Psoe impone su lista en Europa con Josep Borrell, actual ministro de Asuntos Exteriores, a la cabeza. La nueva configuración del Parlamento Europeo, sin embargo, no reproducirá el predominio de socialistas y conservadores que mantenía, debido a que otras agrupaciones mejoran sus resultados.

La participación se situó en el 50 por ciento, porcentaje superior al de las elecciones regionales pasadas, que tuvieron lugar en 2015.

Se celebraron votaciones en 12 de las 17 comunidades autónomas (departamentos) de España. Los socialistas se impusieron en varias de ellas y ganaron en la mayoría de los municipios españoles.

La segunda fuerza más votada fue el PP, de derecha, que de nuevo presidirá la comunidad autónoma de Madrid, donde gobierna desde 1995. Le sigue el partido Ciudadanos, que continúa su línea ascendente, desde su aparición en el escenario político español hace 13 años.

La cuarta posición la ocupa Unidas Podemos, de extrema izquierda, uno de los grupos emergentes. Pierde votos por las diferencias internas entre sus líderes.

Vox, el nuevo partido de extrema derecha, que sorprendió por su aceptación en las elecciones generales, obtiene diputados y concejales en las primeras elecciones regionales que cubren todo el país (ya había actuado en Andalucía, donde se alió con otros partidos para arrebatarle el poder al Psoe). Aunque no obtuvo un alto número de votación, su participación se convierte en fundamental para las alianzas de derecha.

El electorado en Madrid no apoyó la gestión de Carmena en la alcaldía, y dio el triunfo a los partidos de derecha, en unas reñidas elecciones.

En Barcelona, la alcaldesa Ada Colau, de extrema izquierda, no resistió la crisis que ha golpeado a Cataluña por el proceso independentista y perdió ante la mayor votación de partidos separatistas más extremos.

Durante los próximos días, los diferentes grupos políticos formarán coaliciones para gobernar en aquellas comunidades autónomas y municipios donde no han obtenido mayorías absolutas.

Juanita Samper Ospina
Corresponsal de EL TIEMPO
Madrid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.