La crisis que atraviesa la entidad de derechos humanos de México


La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de México, una entidad que tiene 30 años de historia y cuyo papel es clave en un país con una situación deteriorada de respeto a los derechos humanos, está atravesando por un mal momento en las últimas semanas.

Este organismo fue tomado por mujeres de colectivos feministas desde el jueves, en protesta y reclamando justicia por los casos de feminicidios ocurridos en México y otras violaciones de derechos humanos. Sin embargo, ese no es el único problema que afronta el CNDH en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (Amlo).

(Lea también: Ejecución con fusil en plena calle: sigue terror de narcos en México)

Según escribió el columnista Julián Andrade, para Forbes México, “la toma de instalaciones de la institución, donde despacha la presidenta, por mujeres agraviadas por la falta de acceso a la justicia, no es sino la descripción de un problema mucho más profundo y que se origina por el desprecio que causan las víctimas a quienes ahora detentan el poder”.

En las últimas horas, madres de víctimas de feminicidio y de personas desaparecidas, así como colectivos feministas, demandaron la renuncia de la presidenta de la CNDH, Rosario Piedra Ibarra.

La presidenta Piedra Ibarra se juramentó en el cargo a finales del 2019, pero en medio de fuertes polémicas, porque la Constitución mexicana señala que la CNDH tiene como función promover y proteger los derechos humanos, en especial por parte de funcionarios del Estado, pero a ella se le considera muy cercana al presidente Amlo.

De hecho, Piedra Ibarra fue candidata en 2018 a diputada general por el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), que es el mismo por el cual Amlo llegó al poder. Y aunque su elección fue impugnada por miembros del Partido Revolucionario Institucional (PRI), se mantuvo en pie por decisión en dos instancias del poder judicial.

(De su interés: Denuncian repugnante acto sexual abusivo contra mujer en México)

Pero la protesta de estas semanas va más allá de esa polémica. Al mantener la toma de las instalaciones de la CNDH en el centro histórico de la Ciudad de México, los colectivos de mujeres rechazaron que Rosario Piedra Ibarra hubiera atendido a sus demandas y prendieron fuego a carteles y acrílicos con el logo de la CNDH a las afueras del edificio.

Las manifestantes aseguran que la CNDH no ha atendido las demandas de las familias de víctimas y que, de seguir así, seguirán tomándose las sedes en todo el país. En la capital aseguran que se tomaron el edificio para hospedar a familias que llegaron de otras ciudades de México, como Veracruz, Oaxaca, Coahuila, entre otras.

“Le hacemos la invitación a la señora Rosario que venga a atender a las familias que dejó abandonadas en las instalaciones, que venga y soluciones y si tiene tantita dignidad, mejor que renuncie”, dijo una de las madres a ‘El Universal’, de México.
En su toma, renombraron el edificio de la CNDH y ahora lo llaman Casa de Refugio Ni una Menos México, donde reciben donativos de simpatizantes de su protesta.

Aunque la toma de la sede comenzó el jueves por familiares de violencia de género, se les han ido sumando colectivos feministas que han manifestado que estarán allí por tiempo indefinido. Las mujeres, principalmente madres y familiares de las víctimas de la violencia en México, han reclamado los pocos avances en sus casos.

(Más de su interés: Video muestra aterradora balacera en las calles de Acapulco, México)

La presidenta del CNDH, Rosario Piedra, aseguró a principios de mes que había atendido en audiencia las peticiones de 18 personas víctimas de violaciones a los derechos humanos.

Ante la quema de mobiliario de las instalaciones, el presidente Amlo rechazó las manifestaciones de lo que llamó “violencia y vandalismo”, al mismo tiempo que los funcionarios del CNDH esperan poder regresar a sus oficinas para trabajar.

ELTIEMPO.COM con información de EFE y El Universal (GDA-México)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *