Atentado contra vicepresidente afgano deja 10 muertos y 15 heridos


El convoy del vicepresidente primero afgano, Amrulá Saleh, fue blanco de un ataque con bomba en el centro de Kabul este miércoles por la mañana, informaron fuentes gubernamentales.

«Los enemigos de Afganistán intentaron de nuevo atacar al vicepresidente primero Amrulá Saleh esta mañana», declaró Razwan Murad, jefe del servicio de prensa de Saleh. Agregó que «el ataque terrorista fracasó y Saleh está sano y salvo». Las autoridades afganas elevaron a 10 los muertos y a 15 los heridos en el atentado.

(Le puede interesar: Kabul excarcela a la mayor parte de prisioneros talibanes)

El ataque tuvo lugar a primera hora de la mañana en la plaza Taimani Sabiqa de la capital afgana. Según un colaborador del vicepresidente, que habló con la AFP bajo anonimato, un suicida saltó por los aires cerca del convoy cuando Saleh acudía a su oficina.

En un vídeo publicado horas después del atentado, Amrullah Saleh se dirigió a la nación desde su oficina para asegurar que se encontraba a salvo, si bien se le vio con su mano izquierda cubierta con vendas debido a heridas leves.

«Queridos compatriotas, la mañana de hoy alrededor de las 7:00 a.m. (hora local) cuando me dirigía a la oficina, en la zona de Taimani, una fuerte y estremecedora explosión tuvo lugar mientras pasaba mi convoy de vehículos«, explicó en el vídeo.

El vicepresidente, que viajaba junto a su hijo menor, Ebadullah Jan, sufrió lesiones menores, quemaduras en la cara y una leve herida en la mano, dijo, producto de la onda por la explosión.

(Además: El misterio de joven que usó un AK-47 para defender a su familia)

Pido disculpas a todos los que resultaron heridos o sufrieron pérdidas económicas

Sin embargo, «muchos de nuestros compatriotas sufrieron bajas y pérdidas económicas, es una calle estrecha (con tiendas de reparación de neumáticos a ambos lados de la calle). No sé la magnitud exacta de las pérdidas, pero pido disculpas a todos los que resultaron heridos o sufrieron pérdidas económicas en la zona debido al ataque», lamentó.

Abdulá, un comerciante, explicó que la explosión destrozó sus ventanas. «Una tienda que vendía botellas de gas también se incendió, y las botellas explotaron», dijo este hombre que, como muchos afganos, sólo utiliza un nombre.

Dos explosiones

Al menos dos explosivos fueron detonados en la zona al paso del convoy del vicepresidente, «como resultado, diez civiles, en su mayoría trabajadores en la zona, murieron«, y otros 15, entre ellos varios guardaespaldas de Amrullah Saleh resultaron heridos, detalló en un comunicado el portavoz del Ministerio del Interior, Tariq Arian.

El portavoz, que culpó del atentado «al enemigo de Afganistán», sin nombrar a un grupo específico, dijo que el número de víctimas no es definitivo y que podría aumentar en las próximas horas.

(Lea aquí: ¿Cómo influye la pandemia en las grandes guerras del mundo?)

Las imágenes del lugar del atentado tras la explosión mostraron importantes daños en el área junto a fachadas destrozadas y partes de vehículos calcinados. Aunque el ataque no ha sido reivindicado por ningún grupo armado en el país, los talibanes se desvincularon inmediatamente de la explosión.

«Los muyahidines del Emirato Islámico (como se hacen llamar los talibanes) no están relacionados con la explosión en Kabul«, indicó el principal portavoz talibán, Zabihullah Mujahid, en Twitter.

Saleh, conocido por sus posiciones hostiles con los talibanes, ya sobrevivió a un intento de asesinato el verano pasado durante la campaña presidencial, cuando un kamikaze y hombres armados atacaron sus oficinas.

El atentado causó al menos 20 muertos, la mayoría civiles, y 50 heridos. El ataque de este miércoles tuvo lugar en un momento en que el equipo de negociadores afganos y los talibanes se acercan a empezar las negociaciones de paz en Catar.

(Lea también: Gobierno de Afganistán libera los primeros cien prisioneros talibanes)

EFE Y AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *