El tren: la conexión más amigable con el medio ambiente en Europa


Alemania, uno de los países europeos con mejor sistema ferroviario, anunció ante los otros Estados de la Unión Europea la propuesta de mejorar las conexiones de los trenes en Europa, de tal forma que se pueda viajar directamente entre las capitales europeas.

La propuesta busca reactivar Trans Europ Express (TEE), una antigua red ferroviaria de trenes rápidos que recorrieron el oeste de Europa entre 1957 y 1991, y que actualmente pertenece a la principal empresa ferroviaria de Alemania, la Deutsche Bahn.

Según el Gobierno alemán, “Trans Europ Express 2.0 (TEE 2.0)” iniciaría operaciones con cuatro nuevas líneas transeuropeas.

La primera recorrería París, Bruselas, Colonia, Berlín y Varsovia. Una segunda iría de Berlín a Fráncfort, Lyon y Barcelona. La tercera sería desde Ámsterdam hacia Bruselas, el aeropuerto Charles de Gaulle de París, Lyon, Montpellier y Barcelona. Y la última también partiría de Ámsterdam a Colonia, Basilea, Milán y Roma.

“Queremos interconectar mejor los enlaces ferroviarios en Europa”, señaló el ministro de Transporte alemán, Andreas Scheuer, y agregó que el proyecto requeriría de una coordinación entre los países. “El viaje en tren (sería) realmente interesante, incluso en distancias largas”, ofreciendo una alternativa para el medioambiente.

En cuanto a la duración de los trayectos, el ministro alemán también indicó que aunque los trenes irían a alta velocidad, los recorridos podrían superar las 13 horas para llegar de un extremo a otro.

“Es evidente que el ferrocarril debería desempeñar un papel de primer plano en nuestra futura combinación de transporte, tanto de pasajeros como de carga”, declaró a la AFP Stefan de Keersmaecker, un portavoz de la Comisión Europea.

La propuesta del TEE 2.0 busca no solo mejorar los desplazamientos en Europa, sino también crear una mejor alternativa frente a medios de transporte más contaminantes como los aviones.

Para Berlín, el tren es una estrategia para modernizar la red ferroviaria del continente y hace parte de una política destinada a hacer más ecológico el transporte.

Alemania se propone duplicar el número de pasajeros para 2030, con más de 90.000 millones de euros (unos 105.000 millones de dólares) en inversiones.

Esta propuesta coincide con lo dicho por el negociador francés Brice Hortefeux ante el Parlamento Europeo: “De cara al Año Europeo del Ferrocarril en 2021 y en el contexto de la crisis del covid-19, es urgente hacer más atractivo el transporte ferroviario”.

Redacción Domingo con información de AFP y Efe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *