Ginecólogo es padre de 17 niños en Países Bajos


Gran indignación se generó en Holanda al conocerse el caso de un ginecólogo holandés, fallecido en 2009, quien usó su propio esperma para engendrar 17 niños en procesos de inseminación que las madres receptores creían anónimos.

La clínica de fertilidad del hospital Isala de Zwolle (ubicada al norte de Países Bajos) donde trabajó el ginecólogo Jan Wildschut entre 1981 y 1993, ha calificado este acto de «moralmente inaceptable» y no descarta que Wildschut, padre de familia, sea el progenitor de más niños.

(Le puede interesar: Justicia europea condena a España por violencia policial)

Según recoge el periódico local De Stentor, el asunto habría salido a la luz por casualidad cuando uno de estos niños obtuvo por correo una muestra de ADN de la sobrina de Wildschut, a través de una base de datos comercial.

Tras conocer los hechos a finales de 2019, el hospital, junto con la familia de Wildschut y los niños involucrados, ha decidido hacer pública la noticia para promover una «mayor transparencia» en materia de donaciones de esperma.

(También puede leer: Así es el panorama en Francia por los daños que dejó la tormenta Alex)

Isala

Este es el hospital Isala de Zwolle.

Foto:

Dreamstime

De otro lado, la Inspección de salud y juventud neerlandesa (IGJ, siglas en holandés) ha informado que no abrirá una investigación sobre este asunto porque los hechos se produjeron en una época en la que no existía ninguna ley o regulación sobre los tratamientos de fertilidad.

El año pasado, una serie de test ADN en Países Bajos demostraron que el antiguo director de un banco de esperma era el padre biológico de 49 niños, una escándalo que sacudió el país.

(Le sugerimos leer: Las razones por las que la ‘nueva normalidad’ falló en España)

AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *