Biden tampoco participará en el próximo debate tras negativa de Trump


La campaña del candidato presidencial demócrata Joe Biden anunció este jueves que él tampoco participará en el próximo debate tras la negativa del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a hacerlo, y pidió celebrarlo una semana después con preguntas de votantes.

(Le puede interesar: Los debates que tendrán lugar en la carrera electoral en EE. UU.)

La reacción de Biden implica que el segundo debate presidencial, que estaba previsto para el próximo 15 de octubre en Miami, queda suspendido con toda la probabilidad, dada la negativa de ambos candidatos a participar.

La directora de comunicación de la campaña de Biden, Kate Bedingfield, aseguró que el candidato demócrata estaba «preparado para aceptar la propuesta» de celebrar un debate virtual, pero ha cambiado de plan tras la negativa de Trump.

«Como resultado, Joe Biden encontrará un lugar apropiado para responder directamente a las preguntas de los votantes el 15 de octubre», dijo Bedingfield.

Eso significa que los dos candidatos tendrán actos por separado la noche en la que estaba previsto el debate, puesto que la campaña de Trump ha anunciado que el presidente dará un mitin ese día.

La negativa de Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó este jueves que no participará en el segundo debate con su rival demócrata, Joe Biden, si éste es virtual.

El anuncio de Trump, en declaraciones a la cadena de televisión Fox, tuvo lugar poco después de que la Comisión para los Debates Presidenciales anunció que el segundo
debate,
programado en principio para el 15 de octubre en Miami, se celebraría de manera virtual por motivos de seguridad.

Tanto el presidente Trump como un número creciente de personal de la Casa Blanca han dado positivo de covid-19 en los últimos días. Según Trump, con su decisión la Comisión para los Debates Presidenciales «trata de proteger» al candidato demócrata.

«No voy a hacer un debate virtual (…) No, no voy a perder el tiempo con un
debate virtual»
, dijo el gobernante a la cadena de televisión conservadora, a la que concede frecuentemente entrevistas.

Por su parte, la campaña de Biden, que en los últimos días se ha mostrado preocupada por la seguridad del debate porque se producirá menos de dos semanas después de que Trump diese positivo, dijo que el exvicepresidente participaría en de manera virtual.

Biden había asegurado que participaría en el debate siguiendo las recomendaciones de seguridad sanitaria que dictasen los organizadores siguiendo la opinión de los expertos en salud.

(Lea aquí: Hasta una mosca entró al debate Pence-Harris)

La Comisión para los Debates Presidenciales decidió que el debate programado para el martes de la semana que viene en Miami se celebraría con los candidatos desde lugares separados «para proteger la salud y la seguridad de todos los involucrados».

Sólo el moderador Steve Scully, de la televisión C-SPAN, y el público, estarían en el Centro Adrienne Arsht para las Artes, en el Condado de Miami Dade (Florida), en un
debate que se había organizado en un formato con la participación de los votantes indecisos.

Biden «espera hablar directamente con el pueblo estadounidense y comparar su plan para unir al país y reconstruir el liderazgo fallido de Donald Trump sobre el coronavirus, que ha llevado a la sólida economía que heredó a la peor recesión desde la Gran Depresión», anunció la campaña del candidato demócrata.

En sus declaraciones a la cadena Fox, Trump, quien el pasado fin de semana tuvo que estar ingresado en un hospital militar debido a la covid-19, indicó que no había sido informado de los cambios antes de que fueran anunciados públicamente.

(Lea también: En debate, Harris atacó a Pence por gestión de la covid-19)

Trump recibió el lunes el alta hospitalaria del Centro Médico Walter Reed, en Bethesda (Maryland), a las afueras de Washington, y regresó a la Casa Blanca, donde numerosos funcionarios de la Casa Blanca han dado positivo de covid-19.

Lea también

Donald Trump, sin síntomas de covid-19 desde hace 24 horas
¿Quién es Susan Page, la moderadora del debate entre Harris y Pence?
Qué es el síndrome VIP y por qué se teme que pueda perjudicar a Trump

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *