Informe advierte de maltratos a venezolanos que regresan a su país


Miles de venezolanos que están retornando al país tras meses huyendo de la pandemia se encuentran en pésimas condiciones de salubridad y hacinamiento que estarían contribuyendo a la propagación del covid-19.

Eso dice un nuevo informe de Human Rights Watch (HRW), el Centro de Salud Pública y Derechos Humanos y el Centro de Salud Humanitaria de la Universidad Johns Hopkins en el que documentan abusos y maltrato por parte del régimen de Nicolás Maduro.

(Lea también: La creciente presencia de Hezbolá en Venezuela

Según estos, a lo largo de los últimos meses han regresado a Venezuela unas 130.000 personas que huyeron del país hacia otras naciones de Latinoamérica buscan oportunidades económicas y refugio frente al coronavirus.

Algunos retornados que protestaron por dichas condiciones fueron amenazados con ser detenidos

Pero a su regreso han sido ubicados en condiciones de confinamiento donde no cuentan con agua, alimentos o atención médica.

«Algunos retornados que protestaron por dichas condiciones fueron amenazados con ser detenidos. Además, a muchos retornados se les ha exigido permanecer en centros de cuarentena durante varias semanas adicionales a los 14 días recomendados por la Organización Mundial de la Salud, debido a demoras en las pruebas de diagnóstico de covid-19 y a un protocolo de testeo innecesariamente complejo», sostiene el informe.

(Le puede interesar: ‘La situación de Venezuela es insostenible’: Josep Borrell

De acuerdo con la doctora Kathleen Page, médica y académica de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, “enviar a los retornados a centros de cuarentena insalubres y sobrepoblados, donde es imposible cumplir con las medidas de distanciamiento social, es una fórmula perfecta para propagar el covid-19”.

En el informe, José Miguel Vivanco, director para las Américas en HRW, pide que al tema se le dé alta prioridad en la próxima reunión de ministros de Relaciones Exteriores de países de América Latina que tendrá lugar el próximo 19 de octubre para discutir la situación de los venezolanos en la región.

José Miguel Vivanco de Human Rights Watch

El director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco.

Foto:

Fernando Bizerra Jr. / Efe

En el 2018, los gobiernos latinoamericanos crearon el ‘Proceso de Quito’ para darle seguimiento y adoptar posiciones comunes a la crisis humanitaria que sacude al vecino país y que ha contribuido al éxodo de más de 5 millones de personas en estos seis años.

(Le puede interesar: Amplían 2 años la investigación de violaciones de DD. HH. en Venezuela

«El Proceso de Quito es una oportunidad para que los gobiernos brinden apoyo a los retornados y mejoren el modo en que ellos mismos tratan a los venezolanos en el contexto del covid-19. No deben desaprovecharla», dice Vivanco.

En el documento, HRW y la John Hopkins sostienen que los países miembros deben expresar su compromiso con proteger los derechos de los venezolanos en sus territorios y considerar la adopción de un régimen de protección temporal de alcance regional, que les otorgue a todos los venezolanos estatus legal por un período determinado de tiempo en sus territorios.

Los representantes, dicen, también deben cooperar para proteger los derechos de los retornados y exigir a las autoridades venezolanas que pongan fin a las condiciones abusivas de cuarentena y consideren alternativas – como la cuarentena domiciliaria – cuando sea viable.

Discurso de Maduro en la Asamblea de la ONU

El régimen de Maduro ha prometido recibir a los migrantes que retorna a Venezuela con «amor», pero en la práctica los ha estigmatizado.

Según el reporte, si bien Maduro había prometido recibir a los retornantes con «amor», en la práctica los ha estigmatizado de manera rutinaria al acusarlos de llevar el virus a Venezuela.

El reporte está basado en más de 80 entrevistas a personas que han retornado Venezuela al igual que con periodistas, actores humanitarios, representantes de organizaciones no gubernamentales y residentes de zonas a las cuales llegan los afectados.

(Lea también: ¿Cómo llega a Venezuela la gasolina de contrabando desde Colombia?

Al 6 de octubre, Venezuela había confirmado 79.117 casos de covid-19 y 658 muertes
por esta enfermedad. Pero, según HRW, es muy probable que la cifra real sea mucho mayor, pues el conteo presentado por las autoridades es poco confiable.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO 
WASHINGTON
En Twitter: @sergom68

Le puede interesar: 

Gobierno de Maduro rechaza petición de la UE de aplazar legislativas
Faes, grupo élite chavista que protagoniza ejecuciones extrajudiciales
Maduro reconoce ante la ONU el éxodo venezolano y culpa a EE. UU

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *