Bolivia, en vilo por resultados de las elecciones


Los bolivianos se iban este domingo a la cama en vilo por el resultado de las elecciones presidenciales, debido a la lentitud del conteo de votos que hace temer desórdenes o que proliferen versiones sobre posibles fraudes.

Le puede interesar: (Los bolivianos van a las urnas a decidir si ponen fin a era de Evo Morales) 

La presidenta interina del país, Jeanine Áñez, pidió “paciencia” y evitar hechos violentos ante la lentitud del escrutinio: “Paciencia, todos debemos tener paciencia para esperar los resultados sin generar ningún tipo de hechos violentos”, dijo Áñez en un mensaje televisivo tras el cierre de las mesas electorales luego de nueve horas de votación.

Se prevé que la difusión de resultados sea lenta luego de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) suspendió su sistema de conteo rápido, con el fin de garantizar la fidelidad de los datos. “Les aseguro que vamos a tener resultados creíbles”, apuntó Áñez.

El izquierdista Luis Arce y el centrista Carlos Mesa, favoritos en la carrera presidencial, expresaron sus dudas sobre la decisión del TSE, en medio de temores de que se desate una convulsión social como la ocurrida tras los comicios de octubre de 2019, anulados por denuncias de fraude, y que terminaron con la renuncia del histórico líder indígena Evo Morales, quien por primera vez en dos décadas quedó excluido de la contienda electoral.

Elecciones en Bolivia

El centrista Carlos Mesa y el evista Luis Arce son los principales candidatos a las presidenciales en Bolivia.

Luego de votar en La Paz, Arce –exministro de Economía de Morales– dijo que le “parece no muy atinada” la suspensión del conteo rápido horas antes de la elección.

“No es lo ideal, pero entendemos que (el tribunal) ha escogido el camino de garantizar la seguridad absoluta del voto”, señaló por su parte el expresidente Mesa (2003-2005), del partido Comunidad Ciudadana.

Pese a los temores, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, aseguró que hubo una “jornada tranquila en todo el país”.

No es lo ideal, pero entendemos que (el tribunal) ha escogido el camino de garantizar la seguridad absoluta del voto.

En efecto, los 7,3 millones de electores acudieron a las urnas en forma tranquila, pese a las tensiones de la campaña, con las ciudades bajo resguardo militar y policial. La gente también fue respetuosa de las medidas de bioseguridad por la pandemia, que volvieron más lenta la votación y le quitaron el tinte festivo de otros tiempos.

Agencia / AFP / La Paz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *