Oposición bielorrusa, en huelga tras vencerse el plazo para Lukashenko


La líder de la oposición bielorrusa, Svetlana Tijanóvskaya, anunció este lunes el inicio de un movimiento de huelga para exigir la salida del presidente Alexander Lukashenko, un día después de una nueva gran manifestación contra el gobierno en Minsk.

(Le puede interesar: Crisis por fraude en Bielorrusia, nuevo pulso entre Rusia y Occidente)

Desde esta mañana, empleados de empresas y fábricas públicas (…) empezaron a hacer huelga

«Desde esta mañana, empleados de empresas y fábricas públicas, del sector de transportes, los mineros, profesores y estudiantes, empezaron a hacer huelga» afirmó Tijanóvskaya en la mensajería Telegram.

La opositora instó a sus compatriotas a mostrar que «nadie va a trabajar» para el régimen de Lukashenko. «La huelga en las empresas públicas es una palanca de presión económica. Y en el sector privado es una muestra de solidaridad de cada uno, es igual de importante», agregó.

Principal figura de la oposición, exiliada en Lituania, Tijanóvskaya, de 38 años, lanzó este mes un ultimátum al presidente Alexander Lukashenko, dándole hasta el domingo 24 de octubre para retirarse, de lo contrario llamaría a una huelga general.

(Lea aquí: Crece tensión en Bielorrusia tras elecciones presidenciales)

¿Qué dificultades hay?

El Estado bielorruso sigue controlando una gran parte de la economía. Las huelgas precedentes en las fábricas emblemáticas del país no duraron, ante las intimidaciones de las autoridades y las amenazas de despidos.

El lunes por la mañana, decenas de estudiantes se congregaron delante de las universidades, formando sentados, haciendo cadenas humanas o marchando en la calle. En las redes sociales, medios de la oposición compartieron videos donde se veía a la policía dispersando manifestaciones.

Según la oenegé Viasna, más de 100 personas habían sido detenidas a mediodía, sobre todo en Minsk.

(Lea también: Bielorrusia: Oposición le exige a Lukashenko que entregue el poder)

Este domingo, una manifestación reunió a más de 100.000 personas en la capital. Las fuerzas de seguridad usaron granadas aturdidoras para dispersar a la multitud. En total, 523 personas fueron detenidas en protestas en todo el país, según el ministerio del Interior.

¿Cómo se ha desarrollado la huelga?

El medio independiente Tut.by publicó imágenes que mostraban a varias decenas de obreros haciendo paros o acciones de solidaridad en al menos cuatro grandes fábricas públicas, especialmente en la química Grodnoazot, en el oeste de Bielorrusia.

Es difícil saber hasta donde llegará la gente, debido a la gran presión de las autoridades

«Es difícil saber hasta donde llegará la gente, debido a la gran presión de las autoridades», indicó a la AFP Alexander Yaroshuk, jefe del Congreso bielorruso de Sindicatos Democráticos, precisando que no había llamado a la huelga.

(Además: UE rechaza resultados electorales en Bielorrusia y anuncia sanciones)

Una portavoz del gobierno indicó por su parte en Facebook que las empresas del país funcionaban con normalidad. En Minsk, se anunció una marcha de jubilados contra el gobierno a partir de las 2:00 p.m. (hora local). Los estudiantes fueron llamados a unirse.

«Una parte de nuestros empleados se unieron a la huelga», sostiene Natalia Bezrukova, de 54 años, huelguista de una firma pública de construcción preguntada por la AFP en el centro de la capital.

Svetlana Tikhanovskaya

La líder opositora bielorrusa Svetlana Tikhanovskaya.

Foto:

Emil Helms – Efe

A su lado, Elena Velichko, empresaria de 43 años, que participa en una cadena humana de una quincena de personas, decidió igualmente no trabajar. «Estoy dispuesta a muchas cosas para que nos devuelvan nuestro derecho al voto», afirma.

(Le recomendamos leer: Las sanciones que Reino Unido y Canada impusieron a Bielorrusia)

¿Desde cuándo hay descontento?

La oposición bielorrusa exige la salida de Alexander Lukashenko, de 66 años y en el poder desde 1994, tras las elecciones presidenciales del 9 de agosto, consideradas fraudulentas. Desde entonces, el movimiento de protesta sufre una presión constante de las autoridades.

¿Se han pronunciado las autoridades?

Tras haber realizado una brutal represión en los días posteriores a las elecciones, las autoridades advirtieron este mes que dispararían balas reales «si es necesario». Esto no impidió nuevas manifestaciones.

El presidente Lukashenko no mostró por su parte ninguna intención de plegarse a sus detractores. Aunque cuenta con el apoyo de Rusia, se encuentra bajo la amenaza de sanciones de la Unión Europea, que rechazó los resultados de las presidenciales y ya sancionó a 40 responsables del régimen.

AFP

Lea también

Europa impone sanciones a Bielorrusia y envía advertencia a Turquía

– Oposición bielorrusa gana premio Sájarov a la Libertad de Conciencia

– ¿Por qué la UE equiparó la situación de Bielorrusia y Venezuela?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *