Advierten sobre posibles crímenes de guerra en Nagorno Karabaj


La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, aseguró este lunes que existe la posibilidad de que se hayan cometido crímenes de guerra en el conflicto de Nagorno Karabaj (entre Armenia y Azerbaiyán), debido a ataques “indiscriminados” contra la población civil. Bachelet menciona también videos, para ella fiables, que muestran la ejecución de dos soldados armenios uniformados por tropas azerbaiyanas.

(Lea también: Lavrov habla con ministros armenio y azerí de alto al fuego en Karabaj)

“La ley humanitaria internacional es muy clara. Ataques realizados en violación del principio de proporcionalidad podrían ser crímenes de guerra”, señala.
“Las partes tienen por obligación investigar este tipo de violaciones de manera eficaz, rápida, detallada e imparcial y los responsables juzgados”, subraya Bachelet en un comunicado.

Bachelet denuncia especialmente la utilización de municiones dotadas de submuniciones, en general muy peligrosas para la población civil y cuyo uso se ha comprobado en este conflicto “por ambas partes”.

Respecto a los videos que parecen mostrar una ejecución sumaria, Bachelet no da ningún detalle, pero subraya que su autenticidad fue probada “por investigaciones profundas de los medios”.

“Según la ley humanitaria internacional, matar voluntariamente personas protegidas es una grave violación de la convención de Ginebra y es por lo tanto un crimen de guerra”, subrayó Bachelet.

Indicó que ella y otros han llamado a las partes a “dar todos los pasos posibles para evitar, o al menos disminuir, la pérdida de civiles y daños de sus infraestructuras”.

“Sin embargo, se han destruido casas, las calles han sido reducidas a escombros y la gente obligada a huir o buscar refugio en los sótanos
”, lamentó en el comunicado.
Armenia y Azerbaiyán se comprometieron en conversaciones en Ginebra el pasado viernes, y disminuir los ataques a la población civil, pero “varios bombardeos en áreas populosas se registraron el fin de semana”, señaló la oficina de Bachelet.

(Le puede interesar: Inician las negociaciones entre Armenia y Azerbaiyán en Moscú)

Nagorno Karabaj, poblado en su mayoría por armenios cristianos, se separó de Azerbaiyán, país musulmán chií de habla turca, poco antes de la desintegración de la Unión Soviética en 1991, dando lugar a una guerra que dejó 30.000 muertos.
Desde el 27 de septiembre pasado, las fuerzas azerbaiyanas y las de Nagorno Karabaj, apoyadas por Armenia, se enfrentan de nuevo. Hasta ahora ha habido tres intentos fallidos de tregua humanitaria.

La ley humanitaria internacional es muy clara. Ataques realizados en violación del principio de proporcionalidad podrían ser crímenes de guerra

Caso de mercernarios

El primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, pidió este lunes una investigación internacional sobre la presencia de supuestos mercenarios sirios en el enclave separatista de Nagorno Karabaj.

“Este problema debe ser objeto de una investigación internacional”, escribió el mandatario en su página de Facebook. Según el jefe del Gobierno armenio, Azerbaiyán “recurrió a miles de mercenarios en busca de ayuda” en la guerra contra Armenia en el Karabaj.

“Tenemos pruebas suficientes” de esto, señaló, al indicar que la presencia de mercenarios y terroristas en la zona de Nagorno Karabaj representa no solo una amenaza para el enclave separatista y para Armenia, sino para toda la región. Ereván aseguró el pasado viernes que las fuerzas de Nagorno Karabaj capturaron a un “terrorista que estaba luchando del lado de Azerbaiyán”, procedente de la provincia siria de Hama.

Según Armenia, el hombre relata en un video colgado por el Ministerio de Defensa que se trasladó junto con otros 250 combatientes a través de Turquía a Azerbaiyán y que le prometieron 2.000 dólares. Siempre, según la versión de Ereván, antes de llegar a Azerbaiyán, el mercenario estuvo en un campamento con “instructores turcos”.

El presidente azerbaiyano, Ilham Aliyev, ha negado que haya mercenarios sirios combatiendo del lado azerbaiyano en la guerra, con el argumento de que “no los necesitamos” con un ejército regular de 100.000 hombres que puede “triplicarse” en pocos días y con equipamiento militar moderno.

(En otras noticias: La mitad de la población de Karabaj, desplazada por el conflicto)

Por otro lado, Armenia acusó este lunes al ejército azerí de bombardear su territorio, matando a un civil e hiriendo a dos personas, lo que hace temer una nueva escalada del conflicto en la región de Nagorno Karabaj. “La parte azerbaiyana hizo disparos de artillería contra posiciones de las fuerzas armadas armenias y la localidad de Davit Bek”, escribió en Twitter la portavoz del ministerio armenio de Defensa, Chouchan Stepanian.

AFP Y EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *