Navalni estaba enfermo por una ‘pancreatitis’: policía rusa


La policía rusa afirmó este viernes que el principal opositor al Kremlin, Alexéi
Navalni, que ha sido tratado en Alemania tras haber enfermado gravemente en Siberia a fines de agosto, sufría una «pancreatitis», y rechazó nuevamente la hipótesis de un envenenamiento.

(Le recomendamos: Confirman que opositor ruso Navalni fue envenenado con Novichok)

«El diagnóstico final fue realizado por los médicos teniendo en cuenta varios estudios químicos y toxicológicos: desarreglos del metabolismo glucídico, pancreatitis crónica con alteración» de algunas funciones, declaró el servicio de prensa de la delegación siberiana de la policía rusa.

«El diagnóstico de un envenenamiento (…) no ha sido confirmado» se agrega en un comunicado. A finales de agosto, el principal opositor ruso sufrió un grave malestar durante un vuelo desde Siberia.

Después de dos días de hospitalización, a Navalni se le permitió recibir tratamiento de urgencia en Alemania, presionado por sus familiares.

El diagnóstico final fue realizado por los médicos teniendo en cuenta varios estudios químicos y toxicológicos

(Lea aquí: El opositor ruso Navalni afirma que se halló Novichok en su cuerpo)

Según tres laboratorios europeos, cuyas conclusiones fueron confirmadas por la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OIAC), Navalni fue envenenado por un agente neurotóxico del grupo Novichok, una sustancia creada por especialistas soviéticos con fines militares.

El opositor, que aún convalece en Alemania, acusó directamente al presidente ruso Vladimir Putin de estar detrás del envenenamiento, lo que refutó Moscú considerando ese señalamiento «inaceptable».

Las autoridades rusas acusaron incluso a los servicios occidentales, a familiares de Navalni o al propio Navalni de haber provocado esta situación.

(Lea también: Un líder opositor ruso está hospitalizado tras posible envenenamiento)

El director del servicio de inteligencia exterior ruso (SVR) Serguei Naryshkin aseguró este viernes que la muerte de Navalni lo habría convertido en «víctima sacrificada» útil para Occidente para «reactivar el movimiento de protesta en Rusia».

Es muy triste ver en lo que se ha convertido el servicio de inteligencia ruso

«Es muy triste ver en lo que se ha convertido el servicio de inteligencia ruso» reaccionó Alexéi Navalni en Facebook, donde trató a Naryshkin de «imbécil».

Por su parte, el ministerio ruso de Exteriores volvió a acusar este viernes a Alemania de rechazar cualquier colaboración con Moscú en este caso, alegando «pretextos absurdos». Además pidió a Berlín que se «abstenga de cualquier politización artificial suplementaria de la situación».

AFP

Le puede interesar

– Navalni acusa a Putin por el envenenamiento y dice que volverá a Rusia

– Así quedó el opositor ruso que fue envenenado

– Tensiones políticas entre Alemania y Rusia por caso Navalni

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *