El país que recibirá el presidente electo Joe Biden de Donald Trump


Después de una reñida votación, que necesito varios días para poder aclararse, el demócrata Joe Biden fue electo como el nuevo presidente de Estados Unidos, superando al republicano y actual mandatario Donald Trump, quien buscaba la reelección.El próximo 20 de enero del 2021, Biden se posesionará y se convertirá, oficialmente, en el mandatario número 46 de la nació norteamericana.

Eso sí, desde ya, el presidente electo, quien fuera ‘vice’ de Barack Obama entre 2009 y 2017, tendrá que empezar a planear cómo afrontará los desafíos que le dejará sobre la mesa su antecesor, que son bastante importantes.

(Lea también: Joe Biden electo presidente de EE. UU., según proyección de medios).

La polarización

Según la agencia de noticias ‘EFE’, “EE. UU. nunca estuvo tan dividido frente a unos comicios y la destrucción del tejido económico y social provocada por la pandemia del nuevo coronavirus ha exacerbado las diferencias y ha alimentado la polarización, azuzada por el propio Trump y amplificada por las redes sociales”.

Así las cosas, el primer gran desafío de Biden será enfrentar la polarización en su país y, muy posiblemente, tendrá al mandatario saliente como al principal exponente de esta.

(En otras noticias: El demócrata que le apunta a unir a Estados Unidos).

Joe Biden

Joe Biden fue vicepresidente de Barack Obama entre 2009 y 2017.

Foto:

Jim Watson. AFP

Hay que recordar que en todo su mandato Trump se ha caracterizado por una posición divisoria: a sus adeptos, todo el apoyo y respaldo posible; a quienes están en una orilla diferente, todas las críticas y los ataques.

Y aquí es cuando las redes sociales cobran importancia, pues el mandatario ha usado, sobre todo Twitter, para expresar, sin ningún tipo de filtro, lo que piensa: por ejemplo, ha puesto apodos a algunos ‘rivales’ políticos, como Bernie Sanders (‘Crazy Bernie’), Michael Bloomberg (‘Mini Mike’) y Elizabeth Warren (‘Pocahontas’).

(Además: Claves e hitos políticos de la carrera de Joe Biden).

Pero hay más. Biden tendrá que sortear la polarización racial, política y hasta migratoria que Trump ha instaurado con su discurso nacionalista, contra movimientos como el ‘Black Lives Matter’ o que están a favor de Derechos Humanos y contra sus críticos, a quienes ha definido como de izquierda radical, comunistas y hasta ‘castrochavistas’.

Descrip

Donald Trump, actual presidente de Estados Unidos.

Foto:

Chris Kleponis. EFE

División de partidos

Si bien los partidos Demócrata y Republicano siempre han transitado por caminos muy diferentes, con Trump en el poder los andares se alejaron todavía más.

A Biden le tocará construir puentes para que los principales partidos políticos estadounidenses vuelvan a tener una agenda en la que se trabaje en pro del país.

(Le podría interesar: ¿Qué es QAnon? El movimiento pro-Trump que apoya teorías conspirativas).

Protestas

La inconformidad de gran parte de la sociedad será otro reto para el presidente electo.

La relación Gobierno – minorías, si no está rota totalmente, por lo menos sí está demasiado fracturada, sobre todo por los constantes episodios de abuso de autoridad y de violencia racial ocurridos durante este 2020 y que han propiciado varias manifestaciones.

El caso más representativo de esto fue el homicidio del afroamericano George Floyd, en mayo pasado, mientras estaba en custodia policial.

(Además: Trump insinuó fraude de Biden con mapa que tenía información falsa).

Frente a esta situación, Trump se ha mostrado crítico con las protestas y ha atacado a los movimientos antirracistas que, argumentando que son figuras pro esclavitud y discriminación, han destruido monumentos confederados.

En julio pasado, Trump hasta dijo que crearía el Jardín Nacional de los Héroes Estadounidenses para cuidar esos monumentos.

Protestas en Wisconsin

Protestas en Wisconsin por la violencia policial y racial en Estados Unidos.

Relaciones internacionales

Biden tendrá que trabajar mucho en fortalecer los vínculos de EE. UU. con países extranjeros y organizaciones internacionales.

Primero, deberá volver a unirse, fuertemente, con la Unión Europea, con la que Trump ha tenido diferencias. E intentar acercarse, desde el punto de vista tecnológico y económico, con China, país con el que el actual mandatario ha mantenido una disputado en los últimos años.

(Lea también: ¿Apareció el logo de Pornhub en una transmisión de ‘CNN’?).

Además, se encontrará con varias sanciones unilaterales que su país le ha impuesto a Venezuela, Irán, China, Corea del Norte y Rusia, limitando comercio y transacciones económicas con ellos.

En cuanto a las organizaciones, a Biden le entregarán un país que ya no hace parte del Acuerdo de París (para combatir el cambio climático), ni de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ni del programa nuclear de Irán (que servía para que el país asiático no fabricara armas nucleares), ni del tratado de desarme nuclear INF (que tenía con Rusia y que consistía en la “eliminación completa de misiles lanzados desde tierra con un alcance de entre 500 y 5.500 km”, informó ‘DW’).

Noticias sin covid: más hechos que marcaron el primer semestre de 2020

Donald Trump oficializa el retiro de Estados Unidos de la OMS
El pasado 7 de julio.

Coronavirus

Aunque faltan dos meses para que asuma, de aquí a enero el panorama frente al nuevo coronavirus no variaría mucho y Estados Unidos se mantendría como el país más afectado del mundo por la pandemia.

Eso será uno de los desafíos más importantes de Biden: crear una consciente de bioseguridad en los estadounidenses, quienes, una gran parte, piensan que el coronavirus es mentira y hasta lo han tildado de invento del comunismo.

(Continúe leyendo: 3 mentiras de Trump por las que cadenas de TV cortaron su transmisión).

La pandemia, además, así como las malas relaciones internacionales y las continuas protestas, han afectado la economía de la potencia, por lo que el presidente electo tendrá que tomar cartas en el asunto para que sus ciudadanos se sientan seguros frente al virus, se les garanticen sus empleos y puedan sentirse satisfechos con la parte económica.

Tendencias EL TIEMPO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *