¿Por qué hay polémica en Europa tras retraso en la entrega de vacunas?


La Unión Europea elevó este miércoles la temperatura de su controversia con el laboratorio AstraZeneca por los retrasos en la entrega de vacunas para la covid-19, y aseguró que las plantas en Reino Unido deberían compartir su producción. 

(Lea aquí. Alertan por bomba en fábrica de vacunas contra el covid-19)

La agria disputa entre la compañía farmacéutica y la UE motivó una enorme confusión causada por versiones contradictorias, y altos funcionarios del bloque aumentaron la presión sobre el laboratorio para que cumpla con los contratos de compra anticipada.

La controversia estalló después que AstraZeneca anunció el viernes que podría reducir su programa de entrega de vacunas a la UE a raíz de problemas con la línea de producción en una de sus plantas situadas en territorio europeo. En tanto, el laboratorio mantuvo su ritmo de abastecimiento de vacunas al Reino Unido, donde tiene instaladas dos plantas productoras.

La comisaria europea de Sanidad, Stella Kyriakides, dijo en una conferencia de prensa que las dos plantas de AstraZeneca situadas en territorio británico deberían suministrar vacunas para cumplir con los compromisos en la UE.

«Quiero que esto quede claro como el agua: no hay una jerarquía entre estas plantas en el contrato, no hay diferencias entre las plantas en el Reino Unido y las que están en la UE«, dijo Kyriakides.

Para la funcionaria «las fábricas británicas son parte del contrato de compra anticipada, y es por ello que esas plantas deben suministrar las vacunas».

Poco antes, en un contacto con periodistas, un alto funcionario de la UE que solicitó anonimato insistió que en las dos plantas de AstraZeneca situadas en el Reino Unido deben compartir su producción para que la firma cumpla con sus obligaciones con Europa.

(Le puede interesar: Países Bajos vive disturbios debido al toque de queda por el covid-19)

«¿Esperamos que las plantas del Reino Unido entreguen dosis? La respuesta es sí«, dijo la fuente. El funcionario lamentó también que AstraZeneca había anunciado un retraso en el ritmo de entregas a aproximadamente una cuarta parte de lo prometido.

Ese escenario, añadió, resulta «inaceptable», y señaló que la UE había asignado 336 millones de euros (unos 406 millones de dólares) a la empresa para la producción de la vacuna.

Stella Kyriakides

La comisaria europea de Sanidad, Stella Kyriakides.

Foto:

OLIVIER HOSLET. EFE

¿Qué pasó en la reunión entre la UE y AstraZeneca?

La reunión que la Comisión Europea (CE) mantuvo este miércoles con el consejero delegado de AstraZeneca, Pascal Soriot, no sirvió para aclarar las dudas que Bruselas tiene acerca de la entrega de las vacunas y Bruselas le exige a la farmacéutica que le entregue dosis de sus fábricas del Reino Unido.

«Lamentamos la falta de claridad sobre el calendario de las vacunas y pedimos un plan claro de AstraZeneca para una entrega rápida de la cantidad de vacunas que reservamos para el primer trimestre», dijo en Twitter la comisaria de Sanidad, Stella Kyriakides, al término del encuentro, el tercero esta semana entre Bruselas y el laboratorio.

No obstante, Kyriakides quiso subrayar que en la reunión con Soriot hubo un «tono constructivo», en mitad de la tensión que Bruselas mantiene con AstraZeneca.

(Lea aquí: Polémica en Portugal por prioridad a políticos para vacuna covid)

En concreto, se espera que esa reducción sea de un 25 % para el primer trimestres, según apuntaron fuentes europeas, que añadieron que Bruselas ha invertido 336 millones de euros en la vacuna de AstraZeneca, si bien aun no se han pagado todos.

«Las obligaciones contractuales deben cumplirse, las vacunas deben entregarse a los ciudadanos de la UE», dijo Kyrikydes en la red social, después de una reunión que duró casi tres horas y sobre la que hubo cierta incertidumbre a lo largo de la mañana respecto a si se iba a celebrar.

Ese encuentro estuvo precedido por una rueda de prensa de la comisaria en que elevó el tono contra AstraZeneca: «Estamos en una pandemia. Perdemos gente todos los días. Esto no son números, son personas», dijo, subrayando que la compañía debe cumplir el contrato por razones morales y legales.

Y respondió a las declaraciones que Soriot hizo a un grupo de medios diciendo que el retraso en la pérdida de las vacunas se debe a una pérdida de eficacia en la fábrica de Bélgica y que si el Reino Unido tiene más dosis que la UE es porque firmó el contrato tres meses antes.

«En nuestro contrato no se especifica que ningún país o el Reino Unido tenga prioridad porque firmó antes», dijo la comisaria, que añadió que «el principio de que quien primero llega, primero se lo queda puede servir para la carnicería de barrio, pero no en un contrato».

Explicó que el contrato con la farmacéutica anglo-sueca contiene unas cláusulas de «riesgo de producción», según las cuales la compañía debía haber producido una cierta cantidad de vacunas para distribuirlas en cuanto recibiera la autorización para poderlas comercializar en la UE.

(Le puede interesar: Boris Johnson asume total responsabilidad por muertes en Reino Unido)

Y dijo que el acuerdo no contiene ningún tipo de jerarquía entre las cuatro plantas de producción que AstraZeneca tiene en Europa -dos en el Reino Unido, una en Bélgica y otra en Países Bajos- por lo que si una de ellas no rinde según lo esperado, la compañía debe enviar dosis desde las otras tres.

Vacuna Oxford

La vacuna de Ofxford y Astrazeneca.

Planes bajo presión

En medio de esa controversia, el gobierno británico expresó su confianza en que AstraZeneca mantendrá su programa de entrega de vacunas. «AstraZeneca se ha comprometido con entregar dos millones de dosis por semana en el Reino Unido, y no esperamos que eso cambie», dijo en la víspera el primer ministro británico, Boris Johnson.

El gobierno británico lanzó un plan para vacunar a 15 millones de personas hasta el fin de febrero, pero si AstraZeneca se ve forzada a abastecer de vacunas a la UE con la producción de sus plantas en el Reino Unido, los planes quedan en jaque.

El primer ministro británico, Boris Johnson, afirmó este miércoles que confía en que se cumplirán los contratos que ha firmado su Gobierno con fabricantes de
vacunas y en que el Reino Unido recibirá las dosis previstas en su calendario de inmunización.

(Lea aquí: El primer ministro italiano dimite y el presidente inicia consultas)

«Confiamos en nuestros suministros y en los contratos que tenemos», afirmó en una rueda de prensa el jefe de Gobierno al ser preguntado sobre los retrasos en las entregas de la farmacéutica anglo-sueca AstraZeneca a la Unión Europea.

«Esa es una cuestión para nuestros amigos de la Unión Europea y AstraZeneca», declaró el primer ministro, quien recalcó que la vacuna, desarrollada en colaboración con la Universidad de Oxford, «es obviamente muy importante, tanto para nuestro país como para el mundo».

La vacuna «se continúa fabricando en cantidades cada vez mayores en el Reino Unido», recalcó Johnson, quien aseguró que ese proceso «se acelerará y los tiempos de producción continuarán mejorando».

La UE ha expresado su expectativa de que AstraZeneca utilice sus cadenas de producción en las islas británicas para cumplir sus compromisos de entrega en el bloque comunitario en el primer trimestre si no sufre problemas de rendimiento en esas instalaciones.

Boris Johnson

El primer ministro británico dijo que espera que AstraZeneca cumpla sus planes de entrega de vacunas.

Foto:

JUSTIN TALLIS. AFP

Alemania estima que escasez de vacunas se prolongará unas diez semanas

El Gobierno alemán estima que la actual situación de escasez de vacunas puede prolongarse unas diez semanas, un periodo «duro» para el conjunto de los ciudadanos, ante el que Berlín busca soluciones a escala nacional y europea.

«Al menos durante diez semanas persistirá la escasez. Tenemos que afrontarlas de forma conjunta, tal como reclaman de nosotros los ciudadanos», apuntó el ministro de Sanidad, Jens Spahn, en declaraciones difundidas por su cuenta en Twitter.

Spahn añadió que para salir al paso de la situación debe evaluarse la situación actual y posibilidades de «cooperación ya existentes» y buscar «otros apoyos» en los que reforzar esa acción.

Para lograrlo, propone convocar una cumbre entre el Gobierno federal de la canciller Angela Merkel, los líderes regionales y la industria farmacéutica.

Spahn, que reiteradamente ha defendido la «vía Europa» para la campaña de vacunación frente a quienes reprochan a su gobierno no haberse avanzado a las decisiones de Bruselas, insiste en la necesidad de que Europa reciba «su parte proporcional», según lo acordado.

(En otras noticias: ‘Variante británica del coronavirus apunta a una mayor mortalidad’)

La iniciativa a favor de esa cumbre sobre las vacunas cuenta con el respaldo de Merkel, según indicaron fuentes gubernamentales citadas por el semanario «Der Spiegel».

Los retrasos en la administración y suministro de vacunas, junto al temor a la extensión de las mutaciones, centran la preocupación del Gobierno alemán, en un momento en que se observa un descenso sostenido de los contagios.

El ministro de Interior, Horst Seehofer, confirmó hoy la intención del Ejecutivo de prohibir la entrada al país de viajeros procedentes de regiones con presencia de mutaciones y se refirió explícitamente a Reino Unido, Portugal, Sudáfrica y Brasil.

La decisión podría concretarse entre este mismo jueves y el viernes, según diversos medios alemanes. La nota positiva es el descenso de los nuevos casos reflejado en las cifras del Instituto Robert Koch (RKI) de virología.

La incidencia acumulada en siete días cayó en Alemania por primera vez en tres meses por debajo de los 100 nuevos contagios por cada 100.000 habitantes, según los últimos datos del RKI. El nivel actual es de 98 casos por 100.000 habitantes, frente a 119,0 hace una semana o el pico de 197,6 del 22 de diciembre.

El objetivo del Gobierno alemán es bajar la incidencia por debajo de 50, lo que permitiría rastrear de nuevo las cadenas de contagio. Merkel y los líderes regionales acordaron en su última reunión prolongar hasta el 14 de febrero las restricciones actuales por el temor a que una expansión de las mutaciones dé al traste con ese descenso.

AFP Y EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *