Donald Trump contrató nuevos abogados de cara al juicio en su contra


El expresidente estadounidense Donald Trump anunció el domingo la contratación de dos nuevos abogados para liderar su defensa durante su histórico segundo juicio político.

El anuncio de Trump ocurre un día después de que medios estadounidenses reportaran que varios de sus abogados habían abandonado su equipo legal, a casi una semana de que arranque el juicio en el Senado.

(Lea también: Las claves sobre lo que viene en el juicio político contra Trump)

En un comunicado, el millonario republicano dijo que los «altamente respetados abogados litigantes» David Schoen y Bruce L. Castor, Jr encabezarían su equipo legal.

Castor se ha enfocado en derecho penal a lo largo de su carrera, mientras que Schoen se especializa en «litigios sobre derechos civiles en Alabama, y en la defensa penal federal en Nueva York, incluyendo casos de cuello blanco y otros casos complejos».

(De interés: El pulso que el opositor Navalni intenta tener con Putin en Rusia).

Trump, que dejó el cargo el 20 de enero, fue acusado por la Cámara de Representantes de incitar a la turba de sus simpatizantes que asaltaron el edificio del Congreso en un intento de bloquear la oficialización de su derrota electoral ante el demócrata Joe Biden.

El proceso es doblemente histórico, pues es la segunda vez que Trump será sometido a un juicio político, tras ser absuelto de otro en febrero de 2020, y es la primera vez que un presidente estadounidense es juzgado tras dejar la Casa Blanca.

(Le recomendamos: ¿Viaja a EE. UU.? Conozca los nuevos requisitos de la era Biden).

Schoen ya trabajaba con la defensa y tanto él como Castor «están de acuerdo en que este impeachment es inconstitucional», indicó el comunicado.

El sábado CNN citó fuentes bajo anonimato que habrían dicho que cinco abogados, incluyendo dos que supuestamente lideraban el equipo legal del millonario republicano, lo habían abandonado por desacuerdos con su estrategia legal.

Trump quería que los abogados continuaran con sus afirmaciones infundadas de fraude electoral masivo en vez de rebatir la legalidad de condenar a un presidente luego de que éste dejó el poder, dijo CNN, agregando que el exmandatario «no era receptivo» a discutirlo.

(Siga leyendo: Los retos que enfrenta Biden en su cruzada por el medioambiente).

El juicio, en el que Trump enfrenta una acusación por «incitación a la insurrección», empieza el 9 de febrero.

Pero luego de que solo cinco republicanos se unieran a todos los 50 demócratas esta semana en dar luz verde al juicio, quedó bastante claro que la tarea de sumar 17 votos republicanos para llegar a los dos tercios necesarios para una condena es casi imposible.

AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *