El niño de 9 años que murió por covid-19 en Estados Unidos


Un nuevo caso de muerte por covid-19 ha causado consternación. Se trata del fallecimiento del pequeño JJ Boatman, de 9 años de edad, quien vivía en Texas, presentó síntomas y en menos de 24 horas murió.

(Lea en nuestro portal: Estudio revela ‘alta’ y ‘oculta’ carga viral de coronavirus en niños).

Su padre informó a medios internacionales que el pasado 24 de enero el niño había estado jugando con normalidad y estaba feliz, hiperactivo y amoroso. Al día siguiente, lo escuchó jadear un poco y pensó que se trataba de crup, una inflamación de las cuerdas vocales y la tráquea que había sufrido en ocasiones anteriores.

(Además: No crea en mitos: las vacunas son seguras y mitigan el virus). 

Luego de irse al trabajo, relató el hombre, recibió la llamada de su esposa quien le dijo que el niño había despertado gritando por no poder respirar. “Su mamá se acercó y su rostro y labios ya estaban azules”, dijo Gabriel Ayala, tío del menor, a diferentes medios estadounidenses.

De inmediato, la mamá lo llevó al centro hospitalario más cercano, donde descubrieron que “sus pulmones estaban completamente blancos”, aseguró el papá. Poco después, el pequeño fue trasladado en helicóptero al Cook Children’s Medical Center en Fort Worth, ciudad al norte de Texas.

(Le puede interesar: Murió por covid-19 la ‘influencer’ que invitaba a fiestas en pandemia).

Allí confirmaron que JJ padecía Covid-19 y pocas horas después, el 26 de enero, la familia recibió la noticia de que su hijo no había vencido la enfermedad.

De acuerdo con el tío del menor, JJ había sufrido de asma y tenía un trastorno por déficit de atención con hiperactividad y autismo. Sin embargo, esto no había sido impedimento para que, a lo largo de toda su vida, fuera un niño feliz que siempre tenía una sonrisa para su familia. De hecho, aseguró el pariente, a comienzos de enero había celebrado con mucha alegría su cumpleaños.

¿De qué manera puede el coronavirus afectar a los niños?

Desde el inicio de la pandemia, se ha dicho que los niños no son población de riesgo, pues de acuerdo con evidencia médica, los cuadros que se han presentado en ellos son leves y pueden confundirse con un resfriado común. Sin embargo, en recientes investigaciones realizadas por EL TIEMPO, es importante estar atentos a la salud de los menores, sobre todo en condiciones especiales como sobrepeso, diabetes o complicaciones cardíacas.

(Lea también: Gobierno definió fecha de inicio de vacunación y compra de más dosis).

El pediatra Iván Stand aseguró a EL TIEMPO, que en los niños el Covid-19 se ha manifestado con fiebre, dolor de garganta, tos seca, problemas dermatológicos, pérdida del gusto y del olfato, diarrea o alteraciones neurológicas.

Y aunque la mortalidad en menores de edad es baja, es importante que con ellos también se mantengan todos los protocolos. Por eso, la recomendación es continuar con el aislamiento social, lavado constante de manos, uso de tapabocas, desinfección con alcohol al regresar a la casa e incluso lavado de ropa.

(Además: Así castigan en China a quienes no se cuidan de la covid).

Tendencias EL TIEMPO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *