Rusia acusa a Navalni de violar siete veces la libertad condicional


El Servicio Penitenciario de Rusia (SPF) acusó hoy al líder opositor ruso, Alexéi
Navalni, de haber violado en siete ocasiones los términos de su libertad condicional por una sentencia suspendida de 3,5 años de prisión dictada en 2014.

(Además: El pulso que el opositor Navalni intenta tener con Putin en Rusia).

«Durante su supervisión Navalni no apareció para el registro en la oficina del inspector penitenciario en siete ocasiones», señaló el representante del SPF durante la vista judicial en un tribunal de Moscú en la que la juez Natalia Répnikova decidirá si dan lugar a la petición de convertir en real la sentencia suspendida.

De acuerdo con el SPF, representado por Alexander Yermolin, la institución presentó cinco advertencias sobre la posibilidad de sustituir la pena suspendida en una condena de prisión real. El SPF pidió además para el opositor una multa de 500.000 rublos (6.586 dólares o 5.445 euros).

(Le puede interesar: La sociedad rusa eleva el desafío contra el presidente Putin).

El político y activista anticorrupción, de 44 años, también fue acusado por el representante del SPF -sin especificaciones- de haber violado el «orden público en más de 50 ocasiones», lo que «supone una violación de las condiciones de su libertado condicional».

De acuerdo con esta agencia federal, el líder opositor se tenía que presentar dos veces al mes antes del vencimiento del periodo de libertad condicional el 30 de diciembre pasado, pero, de acuerdo con el SPF solo durante 2020 Navalni no se presentó en al menos seis ocasiones antes de ser envenenado en agosto en Siberia. 

Durante su supervisión Navalni no apareció para el registro en la oficina del inspector penitenciario en siete ocasiones

Desde allí fue trasladado a Alemania a petición de su familia para ser tratado en una clínica berlinesa. El SPF argumenta que Navalni fue dado de alta el 20 de septiembre y que a mediados de octubre ya había superado «todas las secuelas de la enfermedad», por lo que podía presentarse ante las autoridades.

Afirma además que no pudo localizar al opositor desde el 24 de septiembre y alega que no fue notificado por Navalni.

(Lea aquí: Masivas detenciones en las protestas en Rusia en apoyo de Navalni).

El propio Navalni cuestionó esta afirmación durante la vista: «Usted dice que no sabe dónde estaba yo desde agosto. El presidente (Vladímir Putin) dijo que yo estaba en tratamiento. ¿Lo sabía?». Uno de los abogados del líder opositor, Vadim Kobzev, recalcó que había notificado al SPF que su cliente no se presentaría al registro y que Yermolin estaba al tanto, pues firmó el recibo.

Sin embargo, el representante del SPF argumentó que no se informó del lugar de residencia temporal del político opositor cuando fue dado de alta en Berlín y que tampoco fue encontrado en su domicilio.

Navalni recalcó que en cuanto pudo contactó a sus abogados para informar al SPF de la dirección en Alemania y decir que se presentaría ante los inspectores de su libertad condicional a su vuelta a Rusia. 

Protestas contra el gobierno de Putin

A pesar del frío y de las extremas medidas, miles de rusos rompieron los cordones de seguridad en las principales ciudades y protestaron contra el gobierno del presidente Putin.

Foto:

Yuri Kochetkov. EFE

Navalni es objeto de múltiples procedimientos judiciales. El viernes comparecerá por «difamación» contra un antiguo combatiente por haber criticado una campaña publicitaria a favor del Kremlin en la que aparecía. Se arriesga a sanciones que van desde una multa a cinco años de prisión.

También está acusado en una investigación por fraude, un delito que se castiga con hasta diez años de detención, por haber malversado, según las autoridades, donaciones dirigidas a su organización, el Fondo de Lucha contra la Corrupción (FBK).

Desde su regreso, la justicia rusa ha multiplicado las acciones contra Navalni y sus aliados políticos, de los cuales casi todos están bajo arresto domiciliario, encarcelados o procesados desde hace unas semanas.

El opositor logró movilizar a sus partidarios con dos fines de semana consecutivos de manifestaciones, especialmente en regiones rusas tradicionalmente más apáticas que Moscú o San Petersburgo.

Esta vez hubo protestas en más de un centenar de localidades. La respuesta policial fue masiva: el domingo hubo más de 5.400 arrestos en todo el país, un récord en la historia reciente de Rusia, según OVD-Info.

(Lea aquí: Así es el lujoso ‘palacio de Putin’ que develó denuncia de Navalni).

Las fuerzas de seguridad acordonaron el centro de Moscú, lo que impedía acercarse a la plaza Lubianka, sede de los servicios de seguridad del país (FSB) y lugar inicial de la cita. Estas protestas también están alimentadas por la difusión de una investigación del opositor que acusa a Putin de beneficiarse de un «palacio» a orillas del mar Negro, descargada más de 100 millones de veces en YouTube. 

EFE Y AFP

Además

– Venezuela y Guyana, en alta tensión por un vasto y rico territorio
– Paso a paso: ¿cómo se dio el golpe de Estado en Birmania?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *